Dirigida por Alex Kendrick y con la participación de otros miembros de dicha familia en calidad de productores o desempeñándose en otras funciones, War Room es un filme que da testimonio a través de su trama de la Fe en Cristo y de lo que esta puede obrar en vidas ordinarias que en el ajetreo de la vida actual viven inmersas en sus profesiones.

Sus protagonistas son de una parte Miss Clara, una viuda ya entrada en años que pone a la venta su residencia, en donde su lugar favorito es el llamado por ella “cuarto de guerra”. Se trata en realidad de un espacio dedicado por esta mujer creyente a la oración, ya que pide por todos aquellos que confrontan problemas.

A fin de ayudarla a vender su casa se hace presente en su vida Elizabeth Jordan, corredora de bienes raíces, cuyo matrimonio no anda bien por las frecuentes discusiones entre los esposos y por la
poca atención que le prestan a su pequeña hija.

La relación entre ambas mujeres se abre pronto al mensaje divino, expresado por Miss Clara a Elizabeth. Esta se convierte a la predicación de Miss Clara y oportunamente transforma un espacio de su domicilio en “cuarto de guerra”. Logra así, tras varios infortunios sufridos por su esposo, moverlo a la fe y a la oración y, en definitiva, no solo vende la casa de Miss Clara sino que al terminar el filme está dispuesta a obrar con otros como Miss Clara procedió con ella.

War Room es un filme testimonial que enfatiza la palabra divina como vía para la salvación y deposita en Cristo el poder capaz de transformar a quienes confían en Él y en su mensaje de perdón y misericordia.

En ese aspecto no hay nada que reprocharle a la película –una más de las varias que a lo largo del año se han estrenado entre nosotros- insistiendo en el mensaje cristiano.
Argumentalmente, sin embargo, la película resulta algo simplista en la solución de los problemas y utiliza excesivamente lo sentimental para hacer más intensos a sus personajes. Al ser una cinta de abundantes diálogos, mucho de la fuerza del filme depende de las actuaciones.

Son, por orden de importancia y complejidad, la brindada por Priscilla C. Shirer que interpreta a Elizabeth, ese personaje que debe transformarse e intensificar su fe y su creencia en la palabra a través del encuentro con Miss Clara. Le sigue en valoración la que ofrece Karen Abercrombie como Miss Clara, personaje más fácil de caracterizar por ser unidimensional y en tercer lugar colocamos la de T.C. Stalling que personifica a Tony, el esposo de Elizabeth, por resultar menos convincente.

War Room ha sido clasificada ‘A-2’, para jóvenes y mayores por la clasificación católica y ‘PG’, se sugiere la orientación de padres y guardianes, por la voluntaria de la industria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here