Getting your Trinity Audio player ready...

“Radical” es una película mexicana sobre el tema de la enseñanza, uno que no abunda en dicha cinematografía, a diferencia de lo que sucede en el cine estadounidense, que a menudo lo ha presentado en la pantalla.

Dirigida por Christopher Zalla, la cinta, que tiene un guion de su autoría, se centra en la figura de un maestro que ha pedido que lo trasladen a una escuela de primera enseñanza localizada en la ciudad de Matamoros, ubicada en la desembocadura del Río Grande, casi frente a Brownsville, en los Estados Unidos. Dicha escuela es conocida por ser una de las peores en el país. El maestro, sin embargo, que es el centro de atención del cineasta, es un hombre idealista de ideas radicales en cuanto a la enseñanza (de ahí viene el título del filme). Él deja a un lado la enseñanza tradicional y pone en práctica todo lo opuesto a los métodos didácticos usuales, creando en sus jóvenes estudiantes la confianza en ellos mismos y en sus capacidades de aprendizaje. 

Estas prácticas lo hacen chocar con el director de la escuela, quien -en el curso de la cinta- pasa de oponerse a los métodos e ideas del maestro a apoyarlo en sus empeños. La crisis definitiva se presenta tras la visita a la escuela de un alto funcionario del sistema educativo del estado, que -al igual que el director, en un principio- tampoco aprueba de los métodos del maestro y lo suspende de su trabajo por breve tiempo. La conclusión de este enfrentamiento viene cuando el maestro lleva a sus estudiantes a una prueba académica que decidirá tanto el futuro de los jóvenes como el destino del propio maestro.

“Radical” es una película en clave de su intérprete, Eugenio Derbez, una figura muy popular en México. Él domina absolutamente la primera parte del filme. También condiciona la cinta de tal manera que esta descansa en su presencia continua frente a las cámaras. La película solo adquiere movilidad y dinamismo -cualidades propias del lenguaje fílmico- en su segunda mitad, cuando se concentra en los estudiantes, especialmente cuatro de ellos, cuyas historias adquieren centralidad. Se introduce entonces una nota dramático-sentimental en la historia de unos chicos atrapados en un ambiente de miseria del que les es difícil escapar.

“Radical” es un filme desigual, dominado por el “divismo” en su primera sección, aunque pasa luego a convertirse en un proyecto más dinámico, sirviéndose de lo melodramático para llevar la historia hasta su trágico final.

“Radical” ha sido clasificada como PG 13 por la clasificación voluntaria de la industria.

Luis Trelles Plazaola

Para El Visitante