Semana a semana, mes a mes, se ha hecho camino desde el 2018 hasta este 2024 cuando en noviembre -los días del 19 al 23- tendrá su momento cumbre el Sexto Congreso Americano Misionero (CAM6) Puerto Rico 2024. Como es ha hecho tradición, el Comité Ejecutivo se reúne mes a mes para emprender camino de reflexión misionológica y preparativos para un acontecimiento de este nivel. Por ello, el 20 de enero, se sostuvo el más reciente encuentro de coordinadores en el Obispado de Ponce, Diócesis sede del CAM6.

Se reunieron para una actualización de temas, del programa, del plan de trabajos y para revisar que todo marcha a paso firme. En estos espacios no hay que explicar lo que significa sinodalidad, allí se respira y exhala sinodalidad. Contrario a lo que se pensaría, no es como una canción. En la mesa hay espacio para dialogar, para discrepar, para escuchar y ser escuchado y luego como un solo equipo en la mesa discernir y caminar. El equipo se compone de Padre Obispo Rubén González, Presidente del CAM6, P. José Orlando Camacho, Coordinador General del CAM6, sacerdotes, diáconos, religiosas y una mayoría de laicos. Al final, si se falla, fallamos todos.

El tiempo corre y pronto estaremos a las puertas del CAM6. Más allá de preparativos logísticos, hay que preguntarse y reflexionar: ¿Estoy consciente de que estoy llamado a la misión desde el Bautismo? ¿Reconozco esa dimensión misionera en mí? ¿Estoy consciente de que soy templo del Espíritu y con su fuerza puedo ser su testigo eficaz? ¿Qué puedo hacer yo para ayudar a la misión o a los misionero? ¿Mi ejemplo van a tono con la misión? ¿Qué ofrenda espiritual a la misión quiero presentar en noviembre en el CAM6? ¿Cómo anda mi conversión misionera?

Aquí algunas claves para reflexionar. Es el mismo Espíritu quien anima los preparativos del CAM6. El texto bíblico iluminador del CAM6 es de Hechos de los Apóstoles (1, 8): “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre ustedes, y serán mis testigos… hasta los confines de la tierra”. El tema se desprende del texto bíblico y de la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium: Evangelizadores con Espíritu hasta los confines de la tierra. Por último, el lema: América, con la fuerza del Espíritu, testigos de Cristo.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter: @Enrique_LopezEV