El caso de Lee Strobel, periodista en una época del Chicago Tribune y, más tarde, exitoso autor de numerosos libros, entre ellos el que sirve de base a The Case for Christ, se vuelve realidad fílmica en la cinta que reseñamos.

Esta película narra inicialmente la historia de la conversión desde el ateísmo de Leslie Strobel, la esposa del personaje central del filme. La misma ocurre tras la providencial intervención de una enfermera que le provee ayuda salvadora a la pequeña hija de ambos cuando atraviesa por una situación crítica. Leslie, en avanzado estado de gestación, acude al hospital donde trabaja esta enfermera a agradecerle una vez más lo que ha hecho por su hija y, poco a poco, se interesa por el cristianismo a través de ella hasta bautizarse y unirse a una congregación bautista.

Esa conversión crea una seria crisis en su matrimonio ya que Lee, su esposo, fieramente convencido de su ateísmo, resiente la misma hasta tal punto que, a la vez que trabaja en una nueva asignación profesional, se dedica a investigar los testimonios existentes sobre la resurrección de Cristo, negándose a considerarla un hecho comprobado.

Sus investigaciones lo llevan a entrevistarse con destacadas personalidades de la ciencia, la psicología y la medicina, entre ellas la Dra. Roberta Waters de la Universidad de Purdue, que interpretada por una muy envejecida Faye Dunaway (intérprete de Bonnie and Clyde, Network, etc.) aparece muy brevemente en la película.

Al final se considera vencido por la evidencia que se le ha presentado refutando su posición de que Cristo nunca resucitó y se convierte él también, reconciliándose con su esposa.

La cinta, una de testimonio cristiano, utiliza abundantemente dos recursos tradicionales del cine: las vueltas atrás (flashbacks) que permiten desde el presente recuperar el pasado de la pareja como, sobre todo, la acción paralela que sirve para presentar, contrastándolas, las pesquisas de este en su campo profesional con su trabajo investigativo en torno a la resurrección. Hay también una sub-trama que aparece tardíamente y que introduce al padre del protagonista, del cual se hallaba muy distanciado.

Como cinta testimonial el filme cumple con su cometido y abunda en las pruebas de la resurrección, ofrecidas a través de los expertos consultados. Las mismas se desprenden de sus entrevistas y en especial de las realizadas a la sicóloga y a un médico, estudioso del caso de Cristo.

Desde el punto de vista fílmico, The Case for Christ, dirigida por Jon Gunn y protagonizada por Mike Vogel y Erika Christensen, cumple adecuadamente con las exigencias de un relato fílmico que está en función de una tesis y que se convierte así en testimonial, desde la perspectiva de la Apologética, de las pruebas que fundamentan la creencia cristiana en la resurrección.

The Case for Christ ha sido clasificada ‘A-2’, para jóvenes y mayores, por la clasificación católica, y ‘PG’, se sugiere la orientación de padres y guardianes, por parte de la clasificación voluntaria de la industria.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here