El reciclaje ha sido fundamental para el cine norteamericano, dada su abundante producción anual de películas, cientos de títulos cada año. Como resultado, ante la demanda creciente de filmes, Hollywood recurrió desde antaño al reciclaje, representado por la refilmación de sus viejas películas dándole títulos nuevos a sus tramas o utilizando el mismo título de las cintas anteriores, ahora presentadas como nuevas versiones. Lo nuevo consistía en el reemplazo de las estrellas del pasado por nuevas figuras, escenarios diferentes o el cambio de sexo de sus protagonistas. Todo eso sucede en Ocean’s 8.

Ese nombre, Ocean, apareció en cintas que lo llevaban y que datan de 1960 y 2007 respectivamente. En la primera de esas cintas, la versión contaba con Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis, Jr. en los roles principales en tanto que en la película de 2007 el reparto estaba presidido por George Clooney, Bradd Pitt y Mat Damon.

Hoy, todos los protagonistas de Ocean’s 8 pertenecen al sexo femenino. En ese reparto los nombres que se imponen son los de Sandra Bullock, Cate Blanchett y Anne Hathaway. Las acompañan para integrar el resto del equipo estelar, Helena Bonham-Carter, Mindy Kaling y la cantante Rihanna, entre otras.

El argumento sigue siendo el mismo pero utilizando un escenario diferente, el del Museo de Arte Metropolitano de la ciudad de Nueva York. La trama gira en torno a la planificación y ejecución de un robo a gran escala, el de una fabulosa prenda, un collar de diamantes, valorado en una fortuna, que la casa Cartier prestará -bajo estricta vigilancia- para el evento a celebrarse en el museo antes citado.

El personaje central lo asume Sandra Bullock, que recién salida de la cárcel vuelve a las andadas y se reúne con una antigua compañera, papel a cargo de Cate Blanchett, para planificar esa operación delictiva.

Para ello deben formar primero el equipo, con las componentes necesarias para cada una de las fases de tan difícil robo. Es así como entran a la película las otras intérpretes mencionadas.

La ejecución del robo es la parte más dinámica del filme, llevándose a cabo exitosamente. Detrás de ese robo, hay una intención ulterior por parte del personaje de Sandra Bullock, que es la de vengarse del hombre, culpable de su ingreso en prisión.

El resultado en pantalla es un filme repleto de estrellas, tanto de aquellas con un pasado exitoso y reconocido en cine como es el caso tanto de Sandra Bullock como de Cate Blanchett, como de nuevas presencias en el elenco, representadas por Anne Hathaway y Rihanna. Se da también la inserción en el elenco de la inglesa Helena Bonham-Carter, cuya carrera previa ha estado muy asociada a la de su ex esposo, el director Tim Burton.

Ocean’s 8 ha recibido de la clasificación católica la de ‘A-3’, para mayores y de la voluntaria de la industria, la de ‘PG-13’, se advierte con insistencia a padres y guardianes que algún material de este filme podría considerarse impropio para menores de 13 años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here