Para los puertorriqueños, la Navidad es una de las épocas festivas más importantes del año. Curiosamente este año el período navideño se extenderá por 54 días, desde el viernes, 24 de noviembre hasta el domingo, 14 de enero de 2018. Así como hay quienes se han encargado de mantener vivas las tradiciones por generaciones, entre ellas las parrandas navideñas, por más de 10 años el Ministerio de música Amelia de Coamo comparte la alegría con la comunidad a través de sus trovadores.

“Para nosotros es bien importante porque nos recuerda la herencia de nuestros antepasados que fueron los que las originaron (las parrandas). A través de la trova y la parranda la idea es visitar al vecino, llevarle alegría, compartir nuestra música oriunda y a través de la trova se llevan mensajes positivos a los demás”, expresó Glensa Santiago Rivera, encargada del ministerio.

Según contó el ministerio surgió porque las personas que llegaron al grupo tenían habilidad para trovar y de ese modo vieron una oportunidad para mantener la tradición y llevar un mensaje de esperanza a través de la música que componen o mediante música religiosa y villancicos navideños. Aunque su fuerte es durante estos meses, también trovan en la misa todo el año.

Glensa resaltó que, aunque el huracán María dejó devastación también les permitió vivir una experiencia distinta. No solo continuaron con su agenda como de costumbre, sino que durante los meses de octubre y noviembre visitaron refugios, algo que nunca antes habían hecho al igual que centros de envejecientes. “Se perdieron muchas cosas materiales, pero la experiencia fue maravillosa. La gente estaba tan feliz, tan contenta, fue de mucha satisfacción y alegría”, comentó.

Admitió que ya la gente espera sus parrandas y que la falta de energía eléctrica no los detiene. “Las parrandas se llevan cayendo la tarde, después de las 6:00 y para alumbrarnos llevamos linternas porque también llevamos la Palabra”, dijo.

Detalló que las parrandas son previamente coordinadas. Sobre el propósito de las posadas compartió que “comenzamos en la puerta, en la entrada de la casa con un aguinaldo. Dentro de la casa damos un mensaje de agradecimiento a la familia que nos acoge, hacemos una oración y un cántico de inicio, luego leemos la Palabra y la analizamos, cantamos, oramos y cantamos”. Este año las llevaron a cabo del 15 al 23 de diciembre. Estuvieron nueve noches corridas visitando enfermos, además de participar de las misas de aguinaldo.

Al preguntársele sobre el significado de las parrandas aseveró que: “Es celebrar lo que es la verdadera Navidad en familia recordando nuestras tradiciones y nuestras costumbres. La parranda se celebra en el tiempo del nacimiento de Jesús y por lo menos para nosotros en la Iglesia se utiliza para eso, para celebrar el nacimiento de Jesús. Porque para nosotros no es importante ni la bebida ni la comida, sino los cánticos”.

Por último, exhortó a que: “Compartamos más en familia, y lo que es la verdadera Navidad que es el nacimiento de Jesús en nuestros corazones y en nuestras vidas; y en compartir lo que tenemos con los necesitados”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here