La noche del 2 de junio, la Parroquia Santa Luisa de Marillac en Río Piedras, celebró el 25 Aniversario de su párroco Padre Alberto Figueroa.
Con el cántico “Oda a la alegría” de fondo, el celebrante desfiló junto a otros sacerdotes, mientras familiares, amigos y feligreses le acompañaron en la ocasión.

En sus primeras expresiones, describió el momento como uno de alegría y gratitud al Señor. Asimismo, destacó que su Aniversario coincide con la celebración de los santos mártires Marcelino y Pedro. Motivo por el que dedicó la Santa Misa a la Virgen María, reina de los mártires y santos.

Durante la homilía, P. Alberto reflexionó sobre el don del sacerdocio haciendo suyas las palabras de San Juan de Ávila: “¿Cómo darte gracias, Señor? ¿Cómo te alabaré por tal dádiva como esta? ¿Dónde merecí yo tal honra? ¿Dónde me vino tal dignidad que quieras tú, Dios mío hacerme participante de ti? ¿Cuál de tus beneficios se puede igualar a este? […]”.

Mientras compartió el proceso de su caminar hacia el sacerdocio, añadió: “¡Cuán grande ha sido la misericordia del Señor conmigo!”.

A su vez, con sumo entusiasmo, enfatizó que: “Ahora puedo decir hermanos que sí, yo soy sacerdote para siempre. Sacerdote de Jesucristo”.

De otro lado, replicó que de ninguna manera los presbíteros deben ocultar la alegría del sacerdocio y mucho menos la labor que realizan. Por lo que, acompañó su pensamiento con las palabras de Santa Teresa de Jesús que cuestionaba: “¿Qué seríamos sin ellos (los sacerdotes) entre tan grandes tempestades como ahora tiene la Iglesia?”.

Con certeza sostuvo que los sacerdotes buenos siempre resplandecerán, a pesar de las dificultades y rechazos que enfrentan hoy día ante la sociedad.

Antes de la bendición final, Monseñor Leonardo Rodríguez, vicario general de la Arquidiócesis de San Juan, le expresó su agradecimiento por la fidelidad, entrega y generosidad en el presbiterio.

Acto seguido, con motivo de la ocasión, el representante Luis Pérez Ortiz, leyó y entregó una proclama; gesto que el padre agradeció.

Una vez culminada la Santa Misa, la comunidad participó de un compartir.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here