Recientemente la Parroquia San Mateo de San Juan estuvo de fiesta y de júbilo por la celebración de los primeros 6 años de vida sacerdotal de su carismático párroco, Padre Olin Pierre-Louis Noelsaint.

La Eucaristía fue una concurrida, y luego feligreses, amigos y compatriotas, se reunieron en el salón parroquial para compartir la alegría en un ambiente saludable tanto para el espíritu como para el alma. Los abrazos y saludos no se hicieron esperar. Le acompañaron personas que le conocieron en la República Dominicana. También dijeron presentes dos representantes de la Congregación de los Paúles en Haití: el hermano Jean Ketel Bonhomet y el padre Rafael Verlux. También se realizó una oración en la que se pidió al Espíritu Santo que siguiera bendiciendo al Padre Olin en su ministerio sacerdotal.

En la celebración se informó además que el Arzobispo González Nieves había nombrado a Padre Olin como Párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Providencia en San Juan. Esta noticia provocó muchos aplausos entre los presentes. Además se le entregó una placa y regalos. En el evento también se reconoció la trayectoria del Hermano Jean Ketel Bonhomet quien cumplió 15 años de vida consagrada al Señor.

Al final Padre Olin, bajo cantos y ovaciones, agradeció a los presentes por la sorpresiva actividad. Y radiante de gozo prometió continuar trabajando y mejorando por la gloria del Señor Jesús.

Pero ¿quién es Padre Olin?

Padre Olin fue ordenado sacerdote por el Arzobispo Metropolitano Mons. Roberto González Nieves el 24 de marzo del 2009. Este religioso de nacionalidad haitiana, pertenece a la Congregación de los Padres Paúles y estudió filosofía y teología en México.

Asignado desde su ordenación a pastorear la iglesia de San Mateo, P. Olin se ha dado a la tarea de levantar esta parroquia que poco a poco se caía, pues la asistencia a los servicios religiosos, tanto domingo como días de semana, era muy reducida. Como diría la sierva de Dios, Madre Dominga Guzmán Florit, op: “Aquí había que hacer algo”, para despertar a los cristianos.

Por sus oraciones constantes, su fe en la intercesión de la Madre de Dios y nuestra, por su fe en Jesús Resucitado, Padre Olin logró sus objetivos. El Señor, por el poder del Espíritu Santo, atrajo feligreses a su iglesia. Y hoy por hoy todo ha cambiado en San Mateo. Vayan, por ejemplo, un domingo y notarán la diferencia.

¿Qué pasó entonces?

Durante estos seis años Padre Olin ha estado visitando casas y hospitales, saliendo al encuentro de los necesitados, sembrando amor y caridad, como lo confirman los diversos testimonios compartidos por feligreses. Este apostolado lo ha ofrecido este sacerdote caribeño sin importar la hora y el lugar, arriesgando a veces hasta su propia seguridad. Y es que su carisma y trabajo pastoral ha maximizado la cosecha. No hay duda que, conforme vaya pasando el tiempo, los frutos se multiplicarán para la gloria de Dios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here