Considero que el mejor comentario para hoy lo da el Papa Francisco en el capítulo quinto de la Evangelii Gaudium. Estamos llamados a ser “Evangelizadores con Espíritu”, esto quiere decir: Hombres y mujeres que “se abren sin temor a la acción del Espíritu Santo”. A los que “el Espíritu hace salir de sí mismos… y los transforma en anunciadores de las grandezas de Dios. Hombres y mujeres a quienes les infunde la fuerza para anunciar la novedad del Evangelio con audacia, en voz alta y en todo tiempo y lugar, incluso a contracorriente. Hombres y mujeres que anuncien la Buena transfigurados en la presencia de Dios”. (259)

“Evangelizadores con Espíritu quiere decir evangelizadores que oran y trabajan”. Porque en la acción evangelizadora “no sirven ni las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y praxis sociales o pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón. Esas propuestas parciales y desintegradoras solo llegan a grupos reducidos y no tienen fuerza de amplia penetración, porque mutilan el Evangelio. Siempre hace falta cultivar un espacio interior que otorgue sentido cristiano al compromiso y a la actividad”.

“La Iglesia necesita imperiosamente el pulmón de la oración… Al mismo tiempo, «se debe rechazar la tentación de una espiritualidad oculta e individualista, que poco tiene que ver con las exigencias de la caridad y con la lógica de la Encarnación». Existe el riesgo de que algunos momentos de oración se conviertan en excusa para no entregar la vida en la misión, porque la privatización del estilo de vida puede llevar a los cristianos a refugiarse en alguna falsa espiritualidad”. (262)

En definitiva, una evangelización con espíritu es una evangelización con Espíritu Santo, ya que Él es el alma de la Iglesia evangelizadora. Es por eso, que hoy el Papa nos invita a invocar con mayor fuerza al Espíritu Santo; para que venga a renovar, a sacudir, a impulsar a la Iglesia en una audaz salida fuera de sí para evangelizar a todos los pueblos. Por eso oremos con confianza: Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en nosotros el fuego de tu amor

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here