Obispado de la Diócesis de Mayagüez

Emmanuel Méndez Acevedo, quien tiene 26 años, viajará a Morobo, en el sur de Sudán, con el fin de ayudar a los Salesianos a comenzar una nueva misión. Morobo está ubicado en el área sur-central de Sudán del Sur en la frontera con Uganda.

Manny, como se le conoce, es oriundo de Aguada, Puerto Rico, donde él y sus padres, Hernán Méndez y Zenaida Acevedo, son miembros de la Parroquia San Francisco de Asís.
Méndez Acevedo se graduó de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, donde obtuvo un bachillerato en Ingeniería Química.

Ha servido en la escuela salesiana de la misión de Okinawa, Bolivia durante el año 2013-2014, enseñando inglés en la escuela y catecismo en una docena de comunidades rurales. También trabajó con los programas de jóvenes en esas comunidades. A principios del 2015 regresó para colaborar con los misioneros salesianos, sirviendo en la Parroquia del Santo Rosario en Port Chester, N.Y.
Escribe Manny: “El espíritu de Don Bosco es uno de los mejores ejemplos para aprender del amor de Dios. Creo que los niños son la mejor manera de comenzar a hacer una diferencia significativa.
Solo espero poder hacer sonreír a un niño y acercarme a Cristo”. Él planifica viajar a Sudán a mediados de septiembre de 2015.

Manny ha sido un joven comprometido con su fe. Vivió con entusiasmo la experiencia misionera en Bolivia. Estuvo tiempo adicional, por propia decisión. Durante su estadía en Bolivia enseñaba en escuelas, impartió catequesis, se transportaba en motora, bicicleta, camiones públicos.

Abrazó igualmente la cruz, padeció un accidente en una cancha mientras compartía y ejercitaba deporte. Prácticamente perdió su dentadura y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, meses después seguía con las secuelas. Al regresar a Puerto Rico tuvo que seguir tratamiento médico.

Mas no se detuvo, no permitió que los inconvenientes y dificultades le limitasen. Ahora va ilusionado a Sudán, en África, a colaborar en una misión que está en sus inicios.

Nos hemos de sentir como Iglesia diocesana orgullosos y agradecidos. Compartir el orgullo de sus padres y hermanos. Manny es prototipo del joven cristiano que asume su compromiso bautismal. Ser bautizado es ser misionero. Jesús nos envía a todos los fieles a anunciar su Evangelio, Buena Noticia de salvación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here