El título, familiar para los jóvenes. Para los adultos, (como dicen algunos; menos jóvenes…Ja,ja), nos dejará pensativos. Los de la llamada tercera edad, muy probable que hayan reaccionado con algún cuestionamiento serio, al menos mental. La realidad es, que la vida ha sido, es y será siempre dinámica, aun cuando existan aspectos y elementos fundamentales de una relativa permanencia y estabilidad. De ahí, que el Concilio Vaticano II (1962-1965) planteó un aggiornamento (adaptación), lo cual no es “ruptura con la Tradición, sino, que expresa su constante vitalidad”. Así lo afirmó el Papa Emérito (retirado), Benedicto XVI, por el Año de la Fe (2012). Parte de ese proceso de adaptación, trajo consigo el Decreto Inter Mirífica (1965), reconociendo la importancia y validez para la Evangelización, de los Medios de Comunicación Social, para entonces, prensa, radio, cine, y televisión. Remontémonos a las décadas de 1920 y 1930, cuando las señales de radio y televisión se fueron perfeccionando y se patentizaron. Desde entonces hasta hoy, dichos medios han difundido las catequesis y mensajes especiales de los Sumos Pontífices, desde Pío XI hasta hoy día. A su vez, gradualmente, la difusión de misas radiales y televisivas. Las mismas, (como era normal), resultaron sorprendentes para los feligreses, de modo particular durante las primeras dos o tres décadas. Más aún, una sensación de escepticismo, es decir, incredulidad y desconfianza, en cuanto a la validez del Acto Litúrgico. Con el paso del tiempo, nos fuimos acoplando a los nuevos métodos de evangelización. Estar presentes física y conscientemente en los templos y recibir a Jesucristo de modo sacramental, sigue siendo lo ideal. Pero lo ideal, no siempre puede estar en sintonía con la realidad. Pueden darse situaciones extraordinarias e imprevistas, ante las cuales urge identificar alternativas. Entonces, con mucho ímpetu, las Redes sociales, los Nuevos Púlpitos. Hasta ahí, diría que más o menos conformes y adaptándonos. Pero… ¿cómo minimizar la distracción en el hogar y aprovechar al máximo ese recurso? Compartiré algunas ideas sencillas y prácticas al respecto la semana próxima. ¿Me acompañas?

P. Edgardo “Gary” López

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here