Inicio Vida de Santos Madre Teresa y “la llamada dentro de la llamada”

Madre Teresa y “la llamada dentro de la llamada”

0
1199

“De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja Católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús”.

– Santa Madre Teresa de Calcuta

Fecha de canonización: 4 de septiembre de 2016


Con estas palabras la hoy Santa Madre Teresa de Calcuta expresaba quien era ella y su misión en la vida. Para muchos, Madre Teresa, a ejemplo de Jesús, ha enseñado al mundo ese cumplimiento del Señor de saciar la “sed” de esas almas pobres y necesitadas de amor y compresión. Asimismo, como su Maestro, Madre Teresa hasta el último instante de su vida, luchó por ser “luz y sal” de la tierra.

Madre Teresa: una servidora muy amada de Dios

Esta gran servidora de Dios nació el 26 de agosto de 1910 en Skopje, Albania, lo que se conoce hoy como Macedonia. Su nombre era Agnes Gonxha Bojaxhi y la hija menor de Nijola y Drane Bojaxhiu. A sus cinco años y medio hizo su primera comunión y recibió la Confirmación en noviembre de 1916. Cabe destacar que desde pequeña sentía ese llamado por el amor a las almas.

A sus 18 años, con ese deseo de ser misionera, para el año 1928, ingresó en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, conocido como “Hermanas de Loreto” en Irlanda. Allí fue que recibió el nombre de Hermana María Teresa (por Santa Teresa de Lisieux).

Luego de sus primeros votos en el 1931 fue designada a la comunidad de Loreto Entally en Calcuta. Una vez obtuvo su profesión de votos, se llamó así misma “esposa de Jesús” para “toda la eternidad”.

Su apostolado en Calcuta

En el 1946 Madre Teresa recibió su “llamada dentro de la llamada”. Jesús mismo por medio de “locuciones interiores y visiones” le reveló a Teresa su gran deseo de hallar “víctimas de amor” que “irradiasen a las almas su amor”. “Ven y sé mi luz”, Jesús le reiteró. El Señor le habló sobre el olvido que se tenía por los pobres y en especial por el desconocimiento que tenían de él. Además, le pidió que fundase una congregasión religiosa “Misioneras de la Caridad”, las cuales se dedicarían “al servicio de los más pobres entre los pobres”.

 

Tiempos de pruebas de Madre Teresa

Por alrededor de dos años, Teresa de Calcuta estuvo en pruebas y discernimiento. Su singular vestimenta la utilizó por primera vez el 17 de agosto de 1948. Esta comprendía del “sari blanco orlado de azul”.

Madre Teresa visitó los barrios pobres, familias, lavó las heridas de niños, cuidó de ancianos y hasta de una mujer que moría de hambre y tuberculosis.

Cada mañana, Madre Teresa comenzaba su día en comunión con Jesús en la Eucaristía, con el rosario en mano, para luego encontrarse con Jesús mismo entre los pobres que atendía a diario.


 

Parte de las obras realizadas por Madre Teresa

• El 7 de octubre de 1950 fue que se estableció oficialmente en la Arquidiócesis de Calcuta la nueva congregación de las Misioneras de la Caridad.

• Al inicio de los años sesenta, Madre Teresa envió a sus Hermanas a otras partes de India. “El Decreto de Alabanza, concedido por el Papa Pablo VI a la Congregación en febrero de 1965, animó a Madre Teresa a abrir una casa en Venezuela”.

• A principios de 1980 y durante la década de los años noventa, Madre Teresa “abrió casas en casi todos los países comunistas, incluyendo la antigua Unión Soviética, Albania y Cuba”.

• Madre Teresa inició en 1981 el Movimiento Sacerdotal Corpus Christi como un “pequeño camino de santidad” para aquellos sacerdotes que deseasen compartir su carisma y espíritu.

 

La gran obra de servicio que realizó  Madre Teresa por los más pobres fue demostrar el amor a Cristo a los más necesitados de su misericordia. Esto demuestra que todo buen árbol da siempre buenos frutos. Y aunque todo lo que Teresa de Calcuta realizó fue por el Reino y no para ser reconocida, se puede hacer mención que en el gran trabajo de esta religiosa fue renocido a nivel mundial. De esta forma dando gloria a Dios ante un mundo carente de la verdad de Jesús.

Algunos premios y/o reconocimientos:

 

• Premio Indio Padmashri en 1962

• Premio Nobel de la Paz en 1979, hicieron honra a su obra.

• Los medios de comunicación (televisión, portadas de revistas, etc.) comenzaron a interesarse por labor de Madre Teresa por los más desventajados

 

 


La “dolorosa noche” de su alma

Madre Teresa quien trabajaba incasablemente por el Reino de los Cielos, también vivió esa realidad humana de dolor, soledad, de abandono. Asimismo, como Jesús en la cruz que exclamó “Padre porque me has abandonado”, esa misma “oscuridad” la experimentó en carne propia esta servidora de Dios. No obstante, a pesar de las circunstancias, sintió el abrazo divino, del Padre, Del Hijo y del Santo Espíritu. Ella vivió el “doloroso y ardiente deseo del amor de Jesús” y la “desolación interior de los pobres”.

 

Últimos años de Madre Teresa

Aunque sus problemas de salud fueron en aumento, esto no le impidió continuar con la obra redentora de Cristo.

• En el 1997 las Hermanas de Madre Teresa era sobre 4,000 miembros

• Se habían establecido 610 fundaciones en 123 países del mundo

• En este misma fecha, Madre Teresa bendijo a su sucesora “Superiora General delas Misioneras de la Caridad”

• Tuvo un último encuentro con el Papa Juan Pablo II

• Al regresar a Calcuta, recibía a las personas que le visitaban e instruía a sus hermanas

• Murió un 5 de septiembre

• El Gobierno de la India celebró un funeral de estado en su honor

• Su tumba (Casa Madre de las Misioneras de la Caridad) se convirtió en un lugar de peregrinación y oración de una bautizada que respondió con un sí a la llamada de Jesús de “Ven y sé mi luz”

• A nivel mundial recibió muchos reconocimientos y honores por su obra misionera

 


 

Oraciones de Madre Teresa

Aquí presentamos algunas oraciones de Madre Teresa:

 

Oración por la Familia

Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de Nazaret. Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret, donde reine amor, la paz y la alegría.

Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante con alegría. Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia en los momentos de gozo y de dolor. Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra familia especialmente en los momentos de angustia.

Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros corazones mansos y humildes como el suyo y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares de una manera santa.

Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno de nosotros y a perdonarnos mutuamente nuestras faltas como Tú perdonas nuestros pecados.

Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos das y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa. Inmaculado Corazón de María, causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.

Santos Angeles de la Guarda permaneced a nuestro lado, guiadnos y protegednos. Amén.

 

 

 

 

Oración para Sonreír

Señor, renueva mi espíritu y dibuja en mi rostro

sonrisas de gozo por la riqueza de tu bendición.

Que mis ojos sonrían diariamente

por el cuidado y compañerismo

de mi familia y de mi comunidad.

Que mi corazón sonría diariamente

por las alegrías y dolores que compartimos.

Que mi boca sonría diariamente

con la alegría y regocijo de tus trabajos.

Que mi rostro dé testimonio diariamente

de la alegría que tú me brindas.

Gracias por este regalo de mi sonrisa, Señor.

Amén.

 

 

Pensamientos/Citas  de Madre Teresa:

 

“La santidad es hacer siempre, con alegría, la voluntad de Dios. Para eso es necesaria la fidelidad a sus deseos, y es esta fidelidad la que hace a los santos”.

“A través de la vida espiritual nos unimos con Jesús: lo humano y lo divino se ofrecen uno al otro”.

“El primer paso hacia la santidad es querer serlo. ¿Qué es un santo sino un alma resuelta, que hace uso de su fortaleza para actuar?”

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.

“Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él”.

“El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz”.

“La paz comienza con una sonrisa”.


 

 

Videos para recordar sobre Madre Teresa:

 

 

Canonización: 4 de septiembre de 2016:

 

 

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here