Religiosos y laicos unidos, esa es la premisa que pretende aclarar Padre José María Arnaiz, provincial de Chile de la orden marianista, en su libro Vida y misión compartidas… Laicos y religiosos hoy.

P. José María explicó que la idea de redactar este libro surgió ante la necesidad que tienen los laicos y los religiosos de estar más cerca unos de los otros, para hacer comunión porque juntos son más. “Tiene que darse ese encuentro para integrarse, que es lo que está en el corazón del Evangelio y lamentablemente nos habíamos separado mucho”, comentó.

El autor de 34 libros con temáticas en educación, espiritualidad, antropología y vida religiosa, precisó que esta unión no se da porque cada vez haya menos religiosos sino porque viene del Espíritu que está dando esa fuerza a las instituciones y movimientos a unas actividades que antes no se daban.

“De ahí surge la palabra vida y misión compartida. Se comparte la misión entre laicos y religiosos. Por qué tienen que decidir los religiosos o los laicos solos cuando podemos unir las dos visiones para llegar así a las decisiones. No hay misión compartida sin vida compartida”, enfatizó.

El religioso que lleva más de cinco décadas desde que fue ordenado en la Compañía de María, aprobó que los laicos de hoy no solo quieren ser invitados, sino que quieren ser corresponsales. Ellos no desean solamente preguntar, quieren hablar y decidir.

Destacó que para llevar una obra conjuntamente hay que rezar, celebrar, comer, y formarse juntos. Hay que compartir lo bueno y lo malo, los acontecimientos, lo que pasa en el país, en fin todo.

Igualmente, mencionó que tanto los laicos como los religiosos están haciendo la experiencia de acercarse más para ver lo que resulta y lo que no para llegar a una espiritualidad común. “Ahora empleamos más el nosotros y no el ellos; al cambiar el lenguaje de cultura percibo que el Espíritu nos está moviendo y llevando en esa dirección”, mencionó quien lleva más de 40 años de haber sido ordenado sacerdote.

P. José María dijo que los que lean el libro se van a motivar a iniciar un camino de unión. “Tiene que propiciarse el encuentro de laicos y religiosos, eso tiene que multiplicarse en la Iglesia porque a veces se ha preferido la distancia. Hay que vivir el camino para encontrarse a todos los niveles”, expresó.

Finalmente, aseguró que: “Hay que hacer una cadena juntos sabiendo que aunque somos distintos nos podemos unir. El libro intenta unir lo distinto para hacerlo complementario”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here