Con este lema, que también es el lema de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, los jóvenes de la Diócesis de Fajardo-Humacao, se encontraron el pasado domingo, 20 de noviembre, para celebrar juntos la Jornada Diocesana de la Juventud. Al mediodía de la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, la Plaza Pública de Ceiba rebosó de jóvenes de toda la Diócesis, que junto a sacerdotes, asesores y adultos, se dispusieron a caminar desde allí hasta la comunidad de Quebrada Vueltas, a la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Fajardo. Alrededor de 125 personas peregrinaron en esta hermosa caminata, repleta de alegría y gozo en Cristo y María. Durante el trayecto, las personas de la comunidad salían a sus puertas o se asomaban a sus ventanas para ver qué era el alboroto y al ver que eran los jóvenes, sonreían, saludaban y gritaban: “¡Dios les bendiga!”; otros, desde sus carros, sonaban las bocinas en acción de apoyo a la misión evangelizadora que se estaba llevando a cabo. La ruta, de aproximadamente hora y media, estuvo amenizada por los mismos jóvenes, quienes realizaban dinámicas, bailes y cantos para perseverar la alegría alegría contagiar el espíritu joven. En un momento de reflexión, se recontaron las catorce Jornadas Diocesanas previas que ha tenido la Diócesis de Fajardo-Humacao, desde su creación en el 2008. Al llegar a la comunidad de Quebrada Vueltas, los jóvenes fueron sorprendidos y bien recibidos por su padre y pastor, el Obispo Mons. Luis F. Miranda Rivera, quien en un momento de esperanza, les animó a seguir evangelizando con la valentía que caracteriza a los jóvenes y les reiteró su apoyo. El rector de la Catedral Santiago Apóstol, P. Julio Vera González, estuvo a cargo de profundizar en el tema de la Virgen María, como aquella que se levantó sin más y se apresuró a la ayuda de su prima Isabel. La cumbre de la actividad la tuvo la Exposición al Santísimo, que estuvo dirigida por el seminarista, D. Jonathan Pabón y el Ministerio de Danza de la Parroquia María, Reina de la Paz, de Humacao. Agradecemos los esfuerzos de la Comisión Diocesana de Pastoral Juvenil, a la Catedral Santiago Apóstol de Fajardo, a la Parroquia San Antonio de Padua de Ceiba y a todos los que contribuyeron al éxito de esta actividad. ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva María Reina! 

Sebastián Gómez

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here