Tal como expone el Papa Francisco: Vayan por el mundo y proclamen la buena nueva a toda la creación.

La Parroquia San José y la Parroquia María, Madre del Redentor del Bo.Pitahaya, ambas de Luquillo se unieron el jueves 29 de octubre y clausuraron en la Plaza de Recreo el mes del Santo Rosario Misionero. La actividad se realizó bajo la dirección del Rvdo. Padre Fredo André Lesly, administrador parroquial de la Iglesia San José y el Rvdo.

P. Luis Antonio Alicea Rivera, párroco de la Iglesia María, Madre del Redentor.

El Rosario, con 60 pies de largo, fue elaborado por feligreses de ambas parroquias y  representaban los cinco continentes: Europa (blanco), Asia (amarillo), África (verde), América (rojo) y Oceanía (azul). Fue confeccionado con doscientas rosas naturales y luces de los colores correspondientes a cada continente.

Cabe mencionar que cada continente tenía la imagen de la Santísima Virgen María, en sus diferentes advocaciones. Estas imágenes a su vez, son representativas de las misiones que forman ambas parroquias: Perpetuo Socorro, La Milagrosa, San Vicente, María, Madre del Redentor y San José.

Niños, niñas, jóvenes y adultos de los grupos de la Catequesis Familiar Integral, se encargaron de realizar las intenciones y las oraciones a la Santísima Virgen, pidiendo por las necesidades de cada continente, para que la verdad del Evangelio se encarne en los corazones de todos los creyentes y den abundantes frutos de misericordia, paz y reconciliación.

El rosario cantado estuvo a cargo del ministerio de música Huellas del Espíritu Santo, de Yabucoa.

Es imperativo señalar que la motivación más importante de realizar el Santo Rosario Misionero fue la de unificar y evangelizar a las comunidades parroquiales y al pueblo de Luquillo en general. Hubo una participación de más 200 personas.

(Sra. Laura Migenis y Sra. Maria Isabel Colón)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here