Deseamos informar que en la ciudad de Mayagüez tenemos como centro de acopio la Casa Rosada, el centro de banco de alimentos de la Parroquia del Carmen, el salón parroquial de la Catedral La Candelaria de Mayagüez. Además, habíamos acordado que cada parroquia de la Diócesis de Mayagüez determina el lugar, (normalmente una casa parroquial o el salón parroquial) donde las comunidades puedan aportar la ayuda que se requiera en un momento determinado.

Tenemos varias ofertas de ayudas de figuras, por ejemplo, del arte, que prefieren se encaucen las mismas a través de la Iglesia, estamos en espera porque sabemos que hay unos vagones de alimentos que están en camino, que están a la espera de recibirlos.

Agradecemos a todos, a nuestro pueblo a continuar con espíritu de lucha, en espíritu de fraternidad aún en medio de la tragedia, de la escasez, de la precarieda. Son hermosos los signos de fraternidad, vecinos compartiendo, dándose unos a otros alimentos, compartiendo gasolina, su diésel, poniendo extensiones para que unos y otros tengan energía por los menos para sus neveras, ayudándose en el recogido de escombros en las comunidades.

Todo ello nos fortalece, nos anima, habla del espíritu caritativo cristiano del pueblo puertorriqueño. Lo mejor de nuestra gente, lo mejor de nuestro pueblo aflora en medio de la adversidad como tanto repiten, damos gracias a Dios porque estamos vivos, damos gracias al Señor porque a pesar de la precariedad, de la escasez, de la carencia, contamos con su protección, con su amparo y el de la Virgen nuestra madre. Gracias a todos los que colaboran, Puerto Rico se levanta, Puerto Rico se pone de pie con la gracia de Dios.

(Padre Edgardo Acosta Ocasio)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here