Nos acercamos al tiempo de Cuaresma, tiempo de conversión, camino y encuentro con Jesús. El Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma 2017 nos señala que “es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo”.

Bajo estos tres elementos, el Papa Francisco nos muestra un mensaje cercano y de ánimo para que podamos vivir una Cuaresma con intensidad y con espíritu de esperanza ya que “es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva a un destino seguro: la Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte”.

“El otro es un don”. El Santo Padre nos comparte que “cada vida que encontramos es un don y merece acogida, respeto y amor”. A la luz de la Palabra, en especial de la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (Lc 16, 19-31), hay una invitación a abrir los ojos y a ser lugar de acogida para aquellos que están en el camino. Sin embargo, siendo la Cuaresma un tiempo especial de conversión, tenemos que reconocer y pedir perdón por las veces que hemos sido como el hombre rico; las veces que nos hemos hundido en el pecado de la indiferencia.

“El pecado nos ciega”. Reconocemos durante nuestra vida los momentos en que hemos caído, con dolor y propósito de enmienda, por ello acudimos al sacramento de la reconciliación. Este tiempo de Cuaresma debe invitarnos a acudir con humildad y transparencia a confesarnos, teniendo en cuenta que el Señor nos espera con brazos de misericordia y acogida a pesar de nuestras infidelidades.

“La Palabra es un don”. Dice el Papa Francisco que “la Palabra de Dios es una fuerza viva, capaz de suscitar la conversión del corazón de los hombres y orientar nuevamente a Dios”. En sintonía con este mensaje, exhortamos a toda la feligresía de la Diócesis de Fajardo-Humacao a atender a la Palabra de Dios y a ser don para el otro. Acogiendo las palabras del Santo Padre: “La liturgia del Miércoles de Ceniza nos invita a vivir una experiencia semejante a la que el rico ha vivido de manera muy dramática (cf. Lc 16, 19-31); les invitamos a buscar participar del inicio de la Cuaresma desde el Miércoles de Ceniza.

Un momento significativo de la Cuaresma será el jueves, 2 de marzo. Este día lo dedicaremos, en comunión con el Santo Padre, a la oración por las víctimas de abuso sexual. Exhortamos a toda nuestra feligresía a unirse a la programación de su Parroquia para que puedan tener un encuentro de oración por estas víctimas y hagamos un firme propósito de ser DON para aquellos que más lo necesitan.

Pidamos al Señor que su Palabra sea un faro en este camino cuaresmal que vamos a emprender. Dejémonos transformar por el Señor y seamos sus discípulos.

¡Feliz Cuaresma!

(S.E.R. Mons. Eusebio Ramos Morales | Administrador Apostólico de la Diócesis de Fajardo-Humacao)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here