Inicio Cotidianidad Con Cristo, de calle

Con Cristo, de calle

0
519

Nuevamente y por cuarto año consecutivo, la Familia Claretiana de Puerto Rico, respondió a una invitación de sus jóvenes para salir a la calle a anunciar y testimoniar a Jesús en las tradicionales Fiestas de la Calle San Sebastián.

El pasado sábado, 20 de enero, se reunieron frente a las escalinatas del Capitolio más de 150 jóvenes con un gran deseo de anunciarles a otros su adhesión a Jesucristo.  Acompañados de carteles con ilustraciones de Jesús, María, San Sebastián, el Papa Francisco, santa Madre Teresa, y otros, elevaron al Señor una oración  antes de comenzar.

Entonaron con fuerza y alegría la oración apostólica de San Antonio María Claret: “Señor y Padre mío, que te conozca y te haga conocer, que te ame y te haga amar, que te sirva y te haga servir, que te alabe y te haga alabar”; la misma que llevaban escrita en las camisas.

Unos zanqueros les abrieron paso, las canciones, los instrumentos musicales de viento y percusión, los bailes, la telas danzantes y el entusiasmo y la alegría de todos, testimoniaron la presencia del Espíritu Santo. Mientras iban por el camino, se repartieron tarjetas preparadas por los jóvenes

Hieron cuatro paradas, en donde se oró por: La Juventud del Mundo (Jóvenes de la Parr. Santa María), por la Familia (Jóvenes de la Parr. Claret), por Puerto Rico, (Jóvenes de la Parr. San José, Magnolia), y por la Misión por los pobres, que realizó la Juventud Mariana Vicentina que se unió este año. En cada una se realizaron gestos concretos seguidos por el rezo del Padrenuestro y el Avemaría.

Les sorprendió la cantidad de personas que se unieron a ellos en los momentos de oración. No faltaron las palabras de felicitación, de ánimo, de agradecimiento por el testimonio de fe.  Así como las peticiones de oración de muchos.

Al finalizar la ruta, agradecieron al Dios de la Vida la maravillosa oportunidad que se les concedió de anunciarle una vez más en las Fiestas de la Calle San Sebastián y de celebrar juntos la alegría de Su Presencia en medio de ellos.  Con la bendición de P. Juan Carlos Monroy, cmf. dieron por terminada la misión con el compromiso una vez más de conocerle, amarle, servirle y alabarle.

(Nancy Burgos | Berenice M. Ramos)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here