“¡Derribados, pero no aniquilados!”. Con estas palabras, la Conferencia Episcopal Puertorriqueña (CEP) se dirigió al pueblo puertorriqueño tras el paso devastador del Huracán María por nuestra Isla.

Definitivamente, sus fuertes vientos no han podido aniquilar la labor social de nuestra Iglesia local de Fajardo-Humacao, que, aunque siempre ha existido, la vemos más activa que nunca, ayudando al más necesitado.

Las facilidades de la Nueva Sede Episcopal se convirtieron en el Centro Diocesano de Acopio de Cáritas, lugar donde cada parroquia de la Diócesis se nutre de lo necesario para auxiliar a los más necesitados. Este Centro es un apoyo para las comunidades parroquiales y semanalmente se reparten los suministros de ayuda necesarios a nuestros sacerdotes. ¡Así es! Nuestros sacerdotes son quienes se encargan de ir a buscar, personalmente, todo lo que hemos recibido para ayudar a cada comunidad parroquial.

Hasta el momento, hemos recibido la ayuda de Cáritas de Puerto Rico, Catholic Charities USA, Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América y de otras entidades, Diócesis y personas en su carácter individual. La ayuda que se ha recibido es económica, alimenticia, de medicamentos y de otros artículos de primera necesidad.

Cualquier persona o entidad interesada en apoyar nuestro centro de acopio, debe comunicarse con Padre José Orlando Camacho o Padre Floyd Mercado al Obispado de la Diócesis de Fajardo-Humacao.  Nuestro teléfono provisional es el 939-282-2221. Además, hemos abierto en el Barco Popular la cuenta Diócesis de Fajardo-Humacao: Solidaridad, misión y reconstrucción el número es 348-420158 y el número de ruta es el 021502011.

¡Ayúdanos a levantar nuestra Diócesis! ¡Ayúdanos a levantar a Puerto Rico!

Rvdo. P. Héctor M. Rodríguez Villanueva

Secretario del Administrador Apostólico

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here