Inicio Camino, Verdad, Vida  “Una persona vale más que un mundo” Hogar Santa María Eufrasia acoge...

 “Una persona vale más que un mundo” Hogar Santa María Eufrasia acoge la vida humana 

0
137
Getting your Trinity Audio player ready...

Múltiples noticias han salido recientemente en la prensa secular del país sobre mujeres embarazadas que han sido maltratadas o asesinadas en medio de su tiempo de gestación. Entidades seculares y eclesiales hoy día se dedican a preservar el don de la vida proveyendo albergues y servicios básicos a jóvenes embarazadas o con hijos que estén en alto riesgo social, así como el hogar Santa María Eufrasia de Arecibo. 

El Hogar Santa María Eufrasia es una institución sin fines de lucro fundada el 12 de enero de 1986 por las hermanas de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor y Monseñor Miguel Rodríguez, Obispo de la Diócesis de Arecibo para la fecha, expresó a este semanario la señora Raquel González Bravo, directora del hogar. Su propósito inicial era acoger mujeres embarazadas que hayan sufrido violencia física o emocional durante el proceso prenatal del bebé. Hoy día han expandido sus ofrecimientos para acoger también a mujeres con hijos de no más de año y seis meses de edad. 

Este Hogar, que cuenta con 37 años de servicio a la comunidad, es el único en la Isla especializado en maternidad juvenil. Acoge a jóvenes de hasta 17 años embarazadas o con infantes que habiten en cualquier parte de la Isla. 

Con el propósito de ofrecer sanación interior, superación personal y profesional, y hacer valer la dignidad que tienen las jóvenes como ser humano integral, el Hogar les brida albergue temporero por hasta un año, añadió González Bravo. Este incluye comida, acompañamiento personal y espiritual, asistencia médica y psicológica, servicios de trabajador social, orientación y consejería, supervisión y ayuda en atención al infante y tareas del hogar, entre otras. Cabe destacar que las jóvenes madres se encargan en absoluto del cuidado de sus hijos y el mantenimiento de sus pertenencias, así como de la comida y el aseo del hogar en ciertos momentos de la semana. Además, durante su tiempo de estancia, se les brinda una variedad de herramientas para que estas puedan insertarse efectivamente a la comunidad con sus hijos, tales como formación académica, talleres, actividades recreativas y culturales. 

Las jóvenes, quienes pudieran ser víctimas del crimen u otros problemas sociales, se les motiva a descubrir y desarrollar el potencial femenino que poseen como madre e hijas de Dios. Aunque el hogar se basa en los valores cristianos, no se les impone la religión católica. Sin embargo, se promueve la importancia de la misericordia, la justicia, la reconciliación y la honestidad. 

Vida humana: respetada y protegida

El Papa se ha pronunciado en múltiples ocasiones contra de la violencia hacia las mujeres e incluso ha abogado abiertamente sobre los derechos humanos y el respeto a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Asimismo, ha manifestado la importancia de ser solidarios y apoyar a las víctimas del maltrato, más aún si se trata de personas desventajadas y mujeres embarazadas. 

El Catecismo de la Iglesia Católica habla sobre el quinto mandamiento, “No matarás” (Éx 20,13), y expone la enseñanza de la Iglesia sobre el respeto a la vida humana en todo momento. La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. […] El ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida, (Catecismo, núm. 2270). Por eso, el Hogar Santa María Eufrasia se esfuerza por defender la vida humana mediante la acogida. 

Reconocidos por Catholic Extension 

El Hogar Santa María Eufrasia de Arecibo ha sido galardonado este año con el premio Lumen Christi de Catholic Extension, una organización católica sin fines de lucro establecida en los Estados Unidos. Esta se dedica a fortalecer y expandir la fe católica a través de las distintas áreas desatendidas o económicamente desfavorecidas en la sociedad. El premio Lumen Christi reconoce la labor social de individuos y entidades eclesiales que han demostrado con los años su compromiso con el servicio y la misión de la Iglesia trabajando directamente con comunidades marginadas. 

Con este premio, los ganadores reciben un apoyo para sostener su labor y misión pastoral. Además del reconocimiento financiero, Catholic Extension brinda visibilidad a las entidades por sus inspiradoras historias de dedicación en la labor evangelizadora a través de su revista por temporadas. 

Tras la publicación de su historia en la edición de otoño de este año de la Revista Extension, su directora Raquel González expresó sentirse orgullosa por el trabajo realizado por todo el equipo del hogar durante los pasados 37 años. Asimismo, han recibido el apoyo de un sinnúmero de personas a lo largo y ancho de la nación norteamericana y la Isla del Encanto, por lo cual se siente sumamente agradecida. 

Para más información, puede comunicarse al (787) 878-5166 o al (787) 650-3116. También a través de su correo electrónico: eufrasia86@gmail.com o por las redes sociales de “Hogar Santa María Eufrasia”. Toda aportación “es un regalo de vida” y puede marcar la vida de una joven madre.

Jorge L. Rodríguez Guzmán 

j.rodriguez@elvisitantepr.com 

X: jrodriguezev