Hace dos semanas 368 alumnos de la Universidad Central de Bayamón (UCB), culminaron sus estudios universitarios en una ceremonia en el Centro de Convenciones de San Juan. Durante la cuadragésima cuarta colación de grados se confirieron dos grados Doctor Honoris Causa; uno en humanidades y otro en artes a Israel Rivera Náter y al cantante Víctor Manuelle, respectivamente.

“Estamos tratando de buscar figuras que los inspiren (a los estudiantes) por eso las personas que recibieron los grados honoris causa, uno en artes y otro humanidades son dignos ejemplos a emular”, dijo la presidenta de la UCB, Lillian Negrón.

De otro lado, enfatizó que aunque este año el número de graduandos es menor, en comparación con otros, de los 368 que se gradúan 100 son con honores, lo que equivale a que un 27 % de los estudiantes son talentosos.

“Esto le da un standing a la Institución porque el perfil de los estudiantes que está ingresando es una clase más comprometida y enfocada en lo que está pasando a su alrededor. Saben que se están requiriendo nuevas competencias para tener éxito y que no se pueden quedar atrás. Tienen que ajustarse las pilas”, precisó.

Cabe mencionar que se confirieron 20 grados asociados, 212 bachilleratos, 128 maestrías y ocho del Centro de Estudios Dominicos y del Caribe.

En un aparte con El Visitante la Dra. Negrón destacó que la Universidad está enfocando la educación académica de sus estudiantes hacia el empresarismo para que ellos tengan las estrategias para establecer su propio negocio.

“Sabemos que nuestros estudiantes tienen un reto bien grande. Una economía en crisis, una economía donde cada vez más se están achicando las oportunidades para que los estudiantes puedan conseguir empleo. Por eso nos estamos enfocando al auto empleo, el empresarismo”, mencionó.

Por otro lado, afirmó que la crisis que enfrenta el país está haciendo que las universidades asuman retos y se reinventen. Por eso ante el recorte de becas que está sufriendo el gobierno, la UCB ha desarrollado un Programa de Honor Institucional que comenzará en agosto para ayudar a que los estudiantes inicien estudios y se gradúen.

Finalmente, sostuvo que seguirán haciendo cambios por los retos que tienen como Institución de educación superior: “Somos una universidad católica que tiene como base unos valores esenciales además de la fe. Cuando la fortalecemos (la fe) te enfrentas más sólidamente a los retos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here