La satisfacción por haber completado una carrera universitaria, y la emoción al recibir su diploma fue lo que vivieron 240 estudiantes de distintos programas académicos, el pasado 12 de junio durante la cuadragésima sexta colación de grados de la Universidad Central de Bayamón que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de San Juan.

Durante los actos se confirió un Doctorado Honoris Causa en Humanidades al Dr. José Vargas Vidot quien también fue el orador principal. En su mensaje afirmó que “este reconocimiento no lo pondré en una pared sino en la habitación más importante, la de mi alma”. Esto provocó una de las muchas ovaciones que recibió.

Aprovechó para compartir cómo ha sido su experiencia en el Senado. “No quiero acostumbrarme al Capitolio. No quiero que el mármol me maree, quiero que la calle sea mi mayor hemiciclo”, palabras que nuevamente provocaron aplausos.

En un aparte con El Visitante la  Dra. Lillian Negrón, presidenta de la UCB, destacó que la Universidad logró acuerdos colaborativos con instituciones que ofrecen doctorado en áreas de ciencia que son las de mayor demanda para estudiantes talentosos. “Contamos con la primera incubadora académica de Puerto Rico que le permite a los estudiantes salir con su plan de negocios y de esta forma fomentamos la autogestión empresarial. Esto le brinda al estudiante de cualquier disciplina la opción de convertirse en empresarios”, mencionó Negrón.

La presidenta de la UCB informó que contrario a lo que se pueda pensar un  90 % del estudiantado de la universidad son de escasos recursos económicos y son elegibles para la totalidad de las ayudas  federales. Al tiempo, exhortó a los alumnos que abandonaron sus estudios que regresen para completarlos, dado que es posible que las ayudas económicas federales escaseen. “Estamos intentando robustecer el fondo total para que cuando mermen los fondos federales podamos ayudar al estudiantado y que el factor económico no sea razón para dejar sus estudios”, dijo la Presidenta.

Cabe destacar entre los graduados a Mónica Ocasio Corchado que luego de 7 años pudo completar un Bachillerato en Administración de Sistemas de Oficina. Mónica padece de espina bífida con hidrocefalia, pero pese a eso y a que utiliza una silla de ruedas para moverse, esto no fue impedimento para lograr su sueño.

“Mis padres me apoyaron 100 % y doy gracias a Dios por eso. Nunca me dejaron sola y me brindaron la fuerza para seguir luchando”, dijo Mónica que adelantó que entre sus planes está seguir estudiando.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here