Getting your Trinity Audio player ready...

¿Sabías que en las Américas más de 100,000 personas esperan la donación de algún órgano para continuar con vida? Eso supera la capacidad del estadio más grande del mundo. En Puerto Rico continuamente es necesaria la donación de órganos para dar calidad de vida a personas con diversas condiciones. Las donaciones de riñón, hígado o páncreas son las más comunes y es posible realizarlas en vida. Otro tipo de donación que se puede ofrecer al fallecer es el corazón. 

Es la historia de Abner Flores Díaz de Carolina; Ayleen Román Díaz de San Juan y Omar Torres Rosario de Ciales las que nos muestra el testimonio de esperanza y necesidad ante la continua donación de órganos en nuestro país. “Tomar la noticia de ser paciente renal y los cambios que van ocurriendo es un proceso muy fuerte. Las diálisis son un cambio total en la vida y un choque total para la familia. La pérdida de compañeros en el proceso fue dolorosa”, expresó Ayleen Román quien recibió diálisis durante un año y cinco meses en la espera de un donante aunque había iniciado las gestiones para el trasplante mucho antes de necesitar el tratamiento. 

En el caso de Abner Flores, según narró su esposa Aleyda Siaca Ceballos, fue la necesidad de un hígado, el cual esperaron de manera urgente logrando la cirugía de siete horas a finales de septiembre pasado y en el contexto del Huracán Fiona. “Fue algo muy rápido y drenante de energía”, reveló ante la sorpresa de que su esposo no padecía ninguna condición relacionada o mantuviera hábitos que le condujeran a esta enfermedad, aunque luego encontraron que era por motivos genéticos, ya que su madre había fallecido por la condición aún siendo joven. 

Omar Torres, desde los nueve años inició un tratamiento para evitar las diálisis, pero en agosto de 2008 tuvieron que iniciarlas. “Estuve dos años y medio en diálisis. Me llamaron siete veces para trasplante, hasta que al final fue posible. Las veces anteriores no fue posible por diferentes asuntos”, mencionó. Torres recordó que la quinta ocasión en la que fue llamado para la posibilidad de trasplante se le cedió a una chica que llevaba 19 años en diálisis. “Al poco tiempo llamaron que había un riñón para mí”, esto luego de recibir oración en su comunidad por parte de los miembros de “Son by Four”, el predicador Jaime Rosa y el Padre Félix Struik en 2010, recibiendo la donación en febrero de 2011.

Luego de haber recibido la donación, los tres entrevistados coinciden en que ha sido “un regalo de vida, una bendición de Dios”. “Te levantas todos los días, ves la naturaleza, tienen tus seres amados. Valoras más la vida, cada punto de la vida. Por ejemplo, hoy estaba en una actividad para promover la donación de órganos. Cualquier paciente que me llame, le ayudo en el proceso”, aseguró Román quien celebra haber recibido la donación de un riñón hace 15 años.

Si se anima a donar algún órgano, en vida o al fallecer, puede comunicarse con Lifelink al 787-277-0900 o en www.donevidapuertorico.org.

Jonathan Colón Hernández

Para El Visitante 

Fotos calces:

Abner Flores Díaz y Aleyda Siaca Ceballos

Ayleen Román Díaz

Omar Torres Rosario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here