“Hoy es un buen día para comenzar”. SdD Madre Dominga

Este año se cumple el 125 aniversario del natalicio de Madre Dominga Guzmán, fundadora de las Hermanas Dominicas de Fátima y candidata ante la Congregación de la Causa de los Santos a ser elevada a los altares. Con la celebración de este Jubileo las Hermanas cuentan con una serie de actividades para dar a conocer su vida y legado en la historia de la Iglesia que peregrina en Puerto Rico. 

Es Sierva de Dios

Sor Fátima Rivera Aponte, OP, colaboradora del Relator de la Causa de Madre Dominga en Roma, detalló que se le llama Sierva de Dios a Madre Dominga más bien por el momento donde se encuentra su causa en la Congregación vaticana. Explicó que una vez se reconoce la vida virtuosa y fama de santidad de un candidato, para comenzar el proceso se somete una petición a la Congregación vaticana antes mencionada solicitando el nihil obstat –término que se utiliza que significa “nada impide”-. Una vez se introduce la causa en la diócesis se le comienza a llamar Siervo de Dios. 

La siguiente etapa sería la aprobación de la positio -compendio de prueba documental y testifical de las virtudes heroicas y fama de santidad-. Una vez aprobada se le conocería al candidato como Venerable. Luego, con un milagro aprobado se le conocería como Beato y finalmente con otro milagro aprobado Santo. “La Sierva de Dios Madre Dominga se encuentra en este primer momento, que es el que requiere más investigación”, sostuvo Sor Fátima.

¿En qué etapa se encuentra la causa?

Actualmente se encuentran en la preparación del documento extenso de la positio. La labor no es tarea sencilla porque en el caso de Madre Dominga, como afirmó, “la investigación es bien amplia”. Hay que recordar que perteneció a dos congregaciones religiosas: a las Dominica de la Santa Cruz en Amityville donde pasó gran parte de su vida y a las Hermanas Dominicas de Fátima a quienes fundó en el 1949 a sus 52 años. Y falleció en el 1993 a los 95 años.

Sobre cuándo Madre Dominga sería elevada a los altares comentó con voz pausada y prudente: “Es un proceso. Mientras más importante es el proceso, más tiempo y trabajo requiere. Esperamos que Dios bendiga a Puerto Rico con ese momento que solo Él sabe cuando será”.

En los siguientes artículos se indagará en la vida de Madre Dominga, que de niña sufrió el maltrato y vivió en un orfanato, para sobreponerse y dedicar su vida a la oración y al servicio de los pobres y las familias. La labor de la religiosa dio frutos abundantes en una congregación que salió a las periferias dentro y fuera del País para servir al rostro sufriente de Jesús en el necesitado.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter@Enrique_LopezEV

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here