La diáspora puertorriqueña de la zona de Dallas se activó para atender a los damnificados por los huracanes Irma y María. La Dra. Marivelisse Rodríguez Rivera, neuropsicóloga pediátrica en el Dallas Children’s Hospital y su esposo el Sr. David Huck, presidente del Club Rotario del pueblo de Prosper, dirigen los esfuerzos de acopio y envío entre las personas de buena voluntad en su área. Ellos han coordinado con voluntarios del Proyecto de Pequeñas Comunidades de la parroquia Nuestra Sra. del Carmen de Cidra para asegurar que la ayuda llegue donde haya mayor necesidad. Al esfuerzo se han unido otras instancias laicas de la parroquia y voluntarios de ONG’S cidreñas como el capítulo local del Club Rotario, la Fraternidad Alpha Sigma y Madrinas y Padrinos.

Para ser efectivos con los recursos limitados disponibles, la estrategia acordada siguió las líneas sugeridas a las pequeñas comunidades por la misión continental que viene siendo promovida por la Conferencia Episcopal Puertorriqueña. Se buscó atender necesidades de grupos poblacionales más vulnerables. Se identificaron necesidades especifícas en usuarios de insulina, envejecientes que vivieran solos, encamados, y madres solteras que trabajaran para sostenerse. Se ha logrado hasta el momento distribuir en el pueblo de Cidra y algunas áreas de Aguas Buenas y Comerío:

1. 100 kits para mantener refrigerada la insulina.

2. 200 kits de respuesta inmediata.

3. 100 kits para ancianos, madres solteras y para encamados .

4. Sobre 600 kits de artículos de higiene personal.

5. Suministros médicos al Hospital Menonita de Cidra.

Igualmente, se coordinó un tercer envío para distribuirse entre los afectados con mayor necesidad que ya han sido identificados y que no pudieron ser impactados en las dos primeras misiones de ayuda. Se trabaja también una misión con niños de varias pequeñas comunidades de catequesis para unirlos a los esfuerzos de solidaridad. El Club Rotario de Cidra también se unió a la misión de solidaridad coordinando una actividad de entrega de juguetes para aliviar la carga económica de los padres en este periodo. La Fraternidad Alpha Sigma también ha dicho presente para ayudar en la misión.

Incluyamos en nuestras oraciones a todos los que ofrecen su tesoro, sus talentos, y su tiempo en estos procesos. Ellos y ellas hacen realidad la promesa de un Dios que viene al encuentro en nuestras fragilidades. Que se cumpla en ellos la bienaventuranza a los misericordiosos.

(Rotarios del Sur de Texas )

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here