(Retiro Juvenil en preparación a la Semana Santa)

El pasado sábado 25 de marzo, la Pastoral Juvenil de la Concatedral Dulce Nombre de Jesús y el Grupo San Jerónimo llevaron a cabo el retiro Dale like a Cristo. Una perspectiva distinta y enfocada en los problemas que existen hoy a través de las redes sociales y los medios de comunicación, unos 70 jóvenes participaron.

Desde temprano en la mañana con el inicio de las oraciones, cánticos, dinámicas y reflexiones, los jóvenes comenzaron a involucrarse en un ambiente fraterno. Cada tema presentado estaba enfocado en los riesgos y peligros que hay en las redes sociales. Carmen Pagán, organizadora y directora del Grupo San Jerónimo, explicó que el motivo era crear conciencia en el joven, el impacto que tienen cuando no hay una vida espiritual sana, consciente y edificante. Entre los temas presentados estuvieron: Las Comunicaciones entre los jóvenes y los adultos, ¿Cómo afectan las redes sociales a los jóvenes?, Las Redes vs. Dios, y ¿Joven qué hay dentro de ti? A medida que iban desarrollándose los temas, el interés de los jóvenes aumentaba, unos a otros compartían sus experiencias y reflexionaban de las consecuencias cuando no hay supervisión o responsabilidad en el uso de los famosos chats en la red.

Unos de los temas que más llamó la atención y sirvió de reflexión fue Los jóvenes y las redes sociales, dirigido por Manuel Felipe quien invitó a los jóvenes a observar cómo sus vidas están en constante peligro ante la exposición de la situación que puede desencadenar en vicios por el material que se reproduce en las redes.

“Los desafíos mayores se encuentran cuando el joven se enajena de su entorno por medio de las redes sociales, y se desconecta de la realidad, con algo así podemos comparar el hijo pródigo del Evangelio de San Lucas; se fue de su casa, no obedeció a su padre e incluso perdió la gracia de estar con los que le aman. Este fenómeno de la Internet se ha convertido en el lugar principal y preferido de la juventud, ocasionando que se pierda ese tiempo valioso de compartir, dialogar, congregarse. Esta sociedad está sumergida en la tecnología y en específico en las redes, que cada vez más se convierte en herramienta para el pecado, una tentación que va enajenando y vaciando las vidas creando problemas emocionales, espirituales y físicos”, sostuvo.

Añadió que: “Exhortó a los jóvenes a reconocer el amor de Dios y aceptar como lo hizo el hijo prodigo que se levantó y volvió a su lugar, fue recibido en brazos y nuevamente revestido. Esa es la gracia que Dios quiere de cada uno de nosotros para transformar las vidas y convertirse en bendición para los demás”.

Un momento emotivo y especial fue cuando los jóvenes Nathalie, Lineiry y Linelly del grupo juvenil San Jerónimo danzaron al Señor de la Gloria.  Este acto provocó un aplauso a Jesús que también ministró las vidas de los jóvenes. Estas jóvenes con su carisma y dedicación realizan danzas, pantomima y obras con mensajes positivos en torno a la Palabra de Dios.

Las canciones, la danza y la Exposición del Santísimo Sacramento fueron parte de los elementos que dieron paso a una vivencia llena del Espíritu Santo y edificados en la Palabra de Dios.

Efraín Reyes Rivera, miembro del Movimiento Juan XXIII,  se dirigió a los jóvenes con el tema, Joven qué llevas dentro de ti. Utilizando como instrumento de primero auxilios (CPR) el maniquí, explicó “así como es que se llena y se vacía de aire el cuerpo humano, así también es el soplo de Dios que se deposita en ti. Joven si en tu vida te alejas de Dios ese aire que Él te da, se pierde, y ese perder puede ser hasta la muerte por causa del pecado”. Luego tomó en sus manos una china  y les preguntó ¿qué pasa cuando la exprimen? Ellos contestaron: “Bota el jugo y el gajo”. Él les dijo que “así también se pierde la gracia de Dios cuando no tienes nada dentro de ti, porque el pecado te va exprimiendo hasta dejarte seco”.

Una vez finalizó el tema, el diácono Felipe Quiñones, invitó a los jóvenes a participar de la Exposición del Santísimo Sacramento en el altar con oraciones, cánticos y alabanzas. El retiro culminó con la Celebración de la Liturgia de la Palabra y la Comunión.

(Padre Víctor Santiago, vicario general)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here