La Congregación de las Siervas de María y el Obispado de Mayagüez otorgaron un merecido homenaje a la religiosa orocoveña Sor María Pilar Alvarado Peñalvert, al cumplirse el 50 aniversario de su vida consagrada al servicio de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos. La actividad de reconocimiento tuvo lugar el sábado 12 de diciembre, a las 10 a.m. en el Convento de las Siervas de María en Mayagüez. El evento inició con la renovación de los votos espirituales de la religiosa, de 71 años de edad.

Sor Pilar Alvarado, oriunda del barrio Pellejas de Orocovis, fue la segunda Sierva de María puertorriqueña en ocupar el cargo de Madre Provincial de la Región de las Antillas, siendo la primera la Madre Soledad Sanjurjo, a quien se busca beatificar. De hecho, Sor Pilar Alvarado fue la promotora de las gestiones para el proceso de Soledad Sanjurjo, iniciado en el 2003. La monja orocoveña comenzó su vida religiosa a la edad de 14 años en el Convento de las Siervas de María del Viejo San Juan, convirtiéndose en una de ellas el 11 de diciembre de 1965. En 1973 obtuvo su grado de bachiller en Ciencias de Enfermería en la Universidad Católica de Ponce.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here