Enero es el mes del cuidado de los ojos y es conocido que existe un vasto récord de enfermedades visuales que van desde niños hasta personas mayores. En esta ocasión la pregunta es ¿sabe usted lo que es la hipertensión ocular, qué la causa y cómo afecta?

Lo primero que debe conocer es que esta sucede cuando la presión dentro del ojo (presión intraocular o PIO) es más alta que la normal. La presión ocular se mide en milímetros de mercurio (mm Hg), la misma unidad de medida utilizada por los barómetros que miden las condiciones climáticas. Generalmente, se considera una presión ocular normal cuando es menor de 21 mm Hg.

Pese a sus similitudes con el glaucoma, la hipertensión ocular es diferente. Más bien es una condición del ojo que a menudo es causada por una presión intraocular alta. En personas con hipertensión ocular, el nervio óptico tiene una apariencia normal y no presenta señal alguna de glaucoma durante el examen del campo visual, con el que se evalúa la visión lateral (periférica). Aunque por lo general no presenta señales o síntomas se sugiere tener exámenes oculares periódicos con un oftalmólogo. Sin embargo, los pacientes con esta condición se consideran “sospechosos de glaucoma”, lo que significa que deben ser evaluados de cerca por un oftalmólogo para asegurar que posteriormente no desarrollarán glaucoma.

Cabe señalar que la presión intraocular se eleva de poco a poco con la edad, al igual que el glaucoma se hace más común a medida que se envejece.

¿Qué la causa?

Por naturaleza, un ojo sano tiene un líquido claro llamado humor acuoso que circula dentro de la parte frontal del ojo. Su función principal es mantener una presión constante y normal en el ojo, por lo que se produce continuamente en pequeñas cantidades, a la vez que una pequeña porción sale del ojo a través de un sistema de drenaje muy pequeño llamado red trabecular. Esta es una compleja red de células y tejidos en un área llamada ángulo de drenaje.

Cuando el humor acuoso no fluye correctamente a través de la red trabecular, la presión del líquido en el ojo aumenta, causando una hipertensión ocular. Además puede ocurrir si el ojo produce humor acuoso en exceso, mediante una lesión o ciertas enfermedades oculares. Algunos medicamentos como los esteroides, se asocian con la causa potencial de hipertensión ocular.

Aunque nadie está exento de desarrollar hipertensión ocular, quienes sí pueden estar en mayor riesgo de desarrollar la condición son aquellas personas con antecedentes familiares de hipertensión ocular o glaucoma; mayores de 40 años de edad; ascendencia afroamericana o pacientes de diabetes.

(Fuente: www.aao.org)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here