Si siempre está cansada y aun cuando duerme por más de 8 horas se levanta como si nunca hubiese descansado, es muy posible que esté padeciendo del síndrome fatiga crónica. Este es un cansancio intenso y continuo que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades. Por lo general, este afecta con mayor frecuencia a las mujeres entre 30 y 50 años de edad.

A ciencia cierta se desconoce qué lo causa, pero algunos estudios lo relacionan con el virus de Epstein-Barr o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). Sin embargo, no se ha identificado ningún virus específico. Según los expertos otra de las posibles razones para padecerlo tiene que ver con una inflamación en el sistema nervioso, debido a una respuesta defectuosa en el sistema inmunitario.

El síntoma principal de este síndrome es una fatiga persistente y profunda, que a menudo empeora después del ejercicio físico o mental y que no mejora aun cuando la persona descanse el tiempo que se considera adecuado. También, los pacientes pueden tener dolores musculares y dolor de cabeza. Igualmente, algunos experimentan falta de memoria, problemas para concentrarse e incluso hasta fiebre.

A pesar de que no existe una prueba específica para confirmar la enfermedad, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) describen el síndrome de fatiga crónica como un trastorno diferente con síntomas y signos físicos específicos. El diagnóstico se basa en el descarte de otras posibles causas.

Actualmente no existe cura para esta afección, pero el tratamiento busca aliviar los síntomas para que los pacientes puedan tener una mejor calidad de vida. Entre ellos están medicamentos para reducir el dolor y la fiebre, así como ansiolíticos para tratar la ansiedad y antidepresivos para manejar la depresión, entre otros.

Del mismo modo, el tratamiento combina los medicamentos con técnicas para manejar el sueño, una alimentación saludable y ejercicio físico suave. A su vez puede practicar técnicas de relajación como ejercicios de respiración profunda, terapias con masaje, técnicas de relajación muscular y meditación.

Finalmente, algunos pacientes tienen una notable mejoría después de 6 meses o 1 año de iniciar el tratamiento. Mientras, 1 de cada 4 pacientes pueden estar discapacitadas al no poderse levantarse de la cama o salir de su casa a causa del cansancio.

Fuentes: (Varias)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here