El desprendimiento de retina habitualmente se asocia con los cambios en la edad, pero ¿conoce qué es y cuáles son las causas que lo provocan?

De primera instancia debe saber que la retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. En ella los distintos rayos de luz se enfocan a través del cristalino, la córnea y la pupila, para convertirlos en impulsos eléctricos que luego viajan a través del nervio óptico hacia el cerebro. Finalmente, estos impulsos se interpretan como las imágenes que se ven.

El interior del ojo está lleno de vítreo, es decir una especie de gel transparente que llena el globo ocular y se encuentra unido a la retina. Es común que este se reduzca normalmente a medida que se envejece ya que tiende a cambiar de forma. Por eso con el paso de los años, de poco a poco el vítreo tiende a encogerse y halar la retina, en esos momentos es posible notar luces intermitentes, lo que médicamente se conoce con el nombre de “centelleos”.

El desprendimiento de retina es mucho más frecuente a partir de una determinada edad, particularmente durante el envejecimiento. Este consiste en una enfermedad ocular que se produce cuando ocurre una separación espontánea de la parte conocida como retina neurosensorial (la capa más interna de la retina) del epitelio pigmentario (la capa externa).

Generalmente el vítreo tiende a separarse de la retina sin causar problemas. Sin embargo, cuando hala con demasiada fuerza y separa un pedazo de ella es que se produce lo que se conoce como el desprendimiento o desgarramiento de retina. Esto ocurre cuando esta se rompe en una o más zonas, de manera que el líquido puede pasar a través del punto donde se ha producido el desgarre, levantándola de la parte posterior del ojo provocando que la retina se desprenda.

Al producirse esta separación, el líquido tiende a acumularse en el espacio que se forma entre la retina neurosensorial y el epitelio pigmentario, de manera que la retina que se ha desprendido no es capaz de nutrirse ni de funcionar de manera adecuada.

El tipo más habitual de desgarramiento de retina se debe a una perforación o un desgarro de retina, lo que ocasiona la separación de esta. Se debe a una afección conocida como desprendimiento vítreo posterior, y puede ser ocasionado por una miopía muy grave o por un traumatismo. Un antecedente familiar puede aumentar el riesgo de sufrirlo.

También existe otra causa, conocida con el nombre de desprendimiento por tracción, que ocurre sobre todo en personas con diabetes no controlada, inflamación crónica o antecedentes de cirugía de retina.

(Fuente: www.natursan.net)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here