Hasta la Vaquería El Remanso en Camuy, llegó El Visitante para conversar con su dueño y agrónomo Rafael López, acerca de la crianza de ganado registrado en Puerto Rico, retos para la industria lechera y su mayor logro, el toro Simba.

Originalmente, su padre fundó la Vaquería Los Robles en 1961 con unas 20 vacas criollas. Una vez graduado de la universidad, se interesó en la crianza de ganado registrado, es decir ganado puro, de papeles, y se estableció por cuenta propia. En 1985, compró la finca a su papá, para convertirse en el dueño de la actual Vaquería El Remanso, profesión que describió como vida, pues aseguró que “quiero vivir y morir aquí”.

Hoy día es el cuidador de unas 100 novillas en distintos grupos y 230 vacas de ordeño, entre razas Jersey (amarillas pequeñas), Holstein (blancas y negras) y las Brown Swiss en una finca de 82 cuerdas de terreno. Son 5,300 litros de leche fresca, grado A, que se recogen diariamente, bajo un estricto cuidado y proceso de ordeño que se realiza dos veces por día.

No obstante, comentó que el mayor reto que enfrentan es el mercadeo por la disminución del consumo que atribuyó a la merma poblacional y al cierre de escuelas. De 600 vaquerías que hubo en un pasado, hoy día quedan alrededor de 285, de las que sobre 100 están en quiebra.

“A nosotros nos pagaban, hace casi 18 años atrás, el 93 % de nuestra producción a precio completo que es donde tenemos ganancias. Hoy día se nos paga a precio completo el 48 %. El otro 30 % nos lo pagan para leche UHT, que varía de semana en semana”, señaló.

Continuó diciendo que: “El grave problema es cuando nos dicen que van a exportar leche para República Dominicana, porque el litro de leche que a mi me cuesta alrededor 45 a 50 centavos producirlo, me la pagan a $0.20. Es retante para el ganadero, especialmente para el pequeño. Los márgenes de ganancia para este negocio se han reducido un montón. El margen de ganancia al año está entre un 8 % y un 11 % . Si vendes $100 mil al año ganas entre $8 mil a 9 mil”.

Sobre sus proyectos, narró que llevan 20 años trabajando con la Universidad de Puerto Rico (UPR). Actualmente, uno de los más importantes lo realizan en conjunto con la UPR y la Universidad de Gainesville en Florida con la llamada vaca pelona. Poseedora de un gen proveniente de la vaca criolla, entre las características principales poseen pelo corto, piel fina, poros anchos y 1 grado centígrado de temperatura corporal más bajo que las vacas de pelo largo lo que las hace más productivas.

Amplió que: “Estos animales tienen una habilidad para termo regular mucho mejor y tendrán siempre una ventaja en cuanto a temperatura regular, lo que le da una ventaja en reproducción y producción”. Por ejemplo, subrayó que la Holstein de pelo corto le lleva una ventaja anual de 3 mil libras de leche por lactancia a las de pelo largo. Además de que se preñan en 45 días.

Algo que López jamás imaginó es que la decisión que tomó a sus 24 años, tendría resultados únicos 38 años más tarde. Tal y como si hubiese ganado la lotería, poco después del huracán María, en un evento sin planificar, surgió el cruce entre Mufasa, un toro pelón y una de las también vacas pelonas.
Para su sorpresa, nació Simba que además de ser “símbolo de nuestra vaquería, salió ser el único toro Holstein registrado en el mundo que es homocigoto. Es decir que tiene las dos copias del gen pelón. Por lo tanto, el 100 % de las crías que dé saldrán con esta característica”, comentó.

“(El cruce) No se pensaba hacer porque tratamos de usar la mejor genética de ganado que haya en Estados Unidos. Aunque el gen pelón, es uno dominante, hay dos copias. Las vacas pelonas tienen una copia de pelo regular y una de pelo corto. En el 50 % de los casos cada vez que las cruzamos con un toro importante perdemos el gen y en el 50 % de los casos ganamos genética moderna avanzada más avanzada con el gen”, aclaró.

El evento captó la atención a nivel mundial hasta el punto de que varias instituciones y expertos realizaran la prueba para validar el cruce genético. Actualmente se ubica en unas instalaciones de primer nivel en los Estados Unidos, que cumple con la calidad de bioseguridad a nivel mundial. Esto con el fin de darle las mejores condiciones y obtener el máximo provecho.

Aseguró estar muy contento por lo que consideró el mayor logro de su carrera, aunque subrayó que ha sido un trabajo en conjunto con varias universidades, la Asociación Holstein Americana y años de arduo trabajo.

Asimismo, extendió una invitación al público para asistir al Festival de la Leche Fresca los días 8 y 9 de junio en el Coliseo Francisco “Pancho” Deida en Hatillo a partir de las 9:00 de la mañana. El domingo 9 será la exhibición y competencia de ganado. Además, habrá exhibiciones, kioscos, artesanos y distintas actividades para toda la familia. La entrada será libre de costo.

Nilmarie Goyco Suárez
Twitter: @NilmarieGoycoEV
n.goyco@elvisitantepr.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here