Si ha considerado buscar una alternativa para aliviar el dolor crónico causado por algunas afecciones o disminuir los efectos secundarios de la quimioterapia u otras condiciones, con marihuana, piénselo muy bien antes dehacerlo. Estudios han demostrado que su uso puede ser mortal, especialmente para pacientes cardiacos.

Así lo confirmó el cardiólogo, Dr. Iván Lladó al explicar que en medicina la evidencia se clasifica en: insuficiente o leve, moderada y de peso. “El artículo más reciente que se publicó sobre este tema, fue hace 3 meses y sostiene que hay evidencia limitada relacionada a que la marihuana medicinal pueda aliviar el dolor neuropático en algunos pacientes, pero insuficiente evidencia para otros tipos de dolor crónico”, aseguró.

Añadió que “hay evidencia de peso, que asegura que aquellas personas que ya tienen factores de riesgo como hipertensión, diabetes y colesterol elevado, entre otros,  tienen un riesgo mayor de sufrir infartos, derrames cerebrales, crisis hipertensivas, fallo cardiaco y muerte súbita al consumir marihuana”. Insistió que: “Los estudios demuestran que fumar marihuana aumenta el pulso normal de los latidos del corazón, que debe ser entre 60 y 100. Al aumentar el pulso, sube también la presión y va a necesitar más oxígeno en el corazón y ahí está el peligro de que le dé un infarto”.

Del mismo modo, el cardiólogo con más de 38 años de experiencia en la práctica, manifestó que el problema principal que hay con el cannabis es que por la falta de regulación en términos de producción es imposible conocer a ciencia cierta sus componentes. “Fumar (marihuana) siempre es peligroso, pero si se usa en aceite o comida como su contenido no está regulado no podemos saber qué contiene y cómo se produce porque carece de un control de calidad por no tener regulaciones federales”, puntualizó.

Al indagar si alguno de sus pacientes le ha pedido su opinión sobre si debe o no usar la marihuana medicinal, detalló que: “No puedo recomendarle eso a ningún paciente mío bajo ningún concepto. Mi práctica de cardiología es de pacientes mayores con factores de riesgo que muchos han tenido infartos, con hipertensión, diabetes, colesterol y fumadores”.

Continuó diciendo que “les explico que no hay suficiente evidencia científica. Que el cannabis no está aprobado por la ley federal y que yo lo pongo en riesgo a él, si le digo que la use, al igual que mi carrera profesional”. Enfatizó que muchas personas  recurren a la marihuana como su última opción después de haber probado otras alternativas para tratar sus enfermedades y dolencias. “Sin conocer los efectos adversos que pueden tener ante otros problemas médicos que ya padecen”, señaló.

Alertó que: “A una persona que ya le dio un infarto, tiene un marcapaso, sufrió de angina de pecho es al que hay que decirle con más certeza que no. No puede fumar marihuana porque está poniendo en riesgo su vida”.

De otro lado, el Dr. Lladó insistió que es vital educar sobre los efectos adversos del uso de la marihuana. “La gente piensa que el uso de la marihuana es seguro porque eso es lo que le han hecho creer a la gente, porque repito que no hay evidencia científica de peso”, declaró.

Resaltó que la marihuana es una sustancia que está prohibida por ser un narcótico tipo 1 y por lo tanto no se han hechos muchas investigaciones sobre su uso. “Yo no estoy tan seguro de que las personas estén realmente conscientes de los efectos adversos que les puede provocar a la salud. Los que las distribuyen no lo van a decir porque si no la gente no la compra. Recuerde, que esto no lo cubre ningún plan y hay que pagarlo en efectivo”, sostuvo.

Afirmó que solo se publican artículos de casos de anécdotas de personas que han recibido un tipo de mejoría, pero no explican los efectos adversos que puede provocar posterior al tratamiento. “Hoy en día la medicina se basa en evidencia médica científica”, dijo.

Por último, el cardiólogo aclaró que “el fin del artículo es educar a la comunidad médica y al público sobre la evidencia de peso que ha surgido hasta el momento. Será necesario realizar más estudios sobre el efecto de la marihuana en el corazón, el cerebro y la circulación”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here