Elegantes, delicadas y coloridas, cuando de flores se trata, las orquídeas son consideradas por muchos como el regalo ideal. Sin embargo, es posible que más de una vez haya escuchado sobre el arduo cuidado que esta planta requiere. Con motivo del Festival de las flores que se celebra en el municipio de Aibonito el 2 de julio, El Visitante quiso explorar más allá de los mitos que se tiene sobre esta conocida planta.

La familia de las orquídeas comprende poco más de 25 mil especies sin contar los híbridos y las variedades producidas por los floricultores que superan las 140 mil formas y colores diferentes. Es una planta tropical bastante resistente, por lo que contrario a lo que se piensa, es ideal para tenerla en casa.

“El cuidado no es como la gente piensa que tiene que ser tan estricto. Hay que cuidarlas como cualquier otra planta, saber las temporadas. Hay unas que son de sol, otras que son de sombra, unas que son de sombra total”, aclaró Brenda Hernández de Meyer Nurseries and Floral Farms. 

Por ejemplo, detalló que la phalaenopsis, es la más delicada y no se puede poner al sol (es de sombra total). Mientras que el dendrobium y la vanda, pueden estar al sol sin problema y son las que mayormente se utilizan para trabajos de landscaping (jardinería paisajista) así como las cattelyas y las oncidium que también se pueden adaptar al sol.

Hernández sostuvo que el riego dependerá del lugar en que se viva, ya que si reside en una zona húmeda es posible que solo necesite echarle agua una vez por semana. Mientras que para aquellos que ubican en áreas más calientes como la zona metropolitana, quizás necesiten regarla más de una vez.

“La phalaenopsis no tiene de dónde agarrar agua por mucho tiempo. Lo mismo sucede con la vanda que es una orquídea aérea (sus raíces cuelgan) no se siembra en bark (trozo de la corteza de los árboles) se pega a los árboles o se pone en canastas y las raíces cuelgan y esas sí necesitan que se le eche agua todos los días. Las demás, por lo menos una vez por semana”, indicó.

Además de siempre ubicar su orquídea en la luz y temperatura correcta, deberá regarla con agua cuando la planta esté casi seca y alimentarla bisemanalmente con un fertilizante balanceado como 7-7-7 o 20-20-20. No obstante, para que comience a florecer, puede utilizar un fertilizante alto en fósforo como el 2-15-4 o 9-45-15 (el número del medio debe ser más alto).

Para combatir o prevenir las hormigas y lapas utilice insecticidas y fungicidas según sea necesario o como medida de prevención. Es importante que siga las instrucciones de la etiqueta.

Al indagar sobre la demanda de estas flores, Hernández expresó que aunque los precios fluctúan según el detallista y pese a la situación económica en el país siempre hay para comprar orquídeas. La demanda es “mucha, es increíble. Se venden muy bien en el mercado”. Admitió que además de las ventas al detal se solicitan mucho para bodas, en los jardines y floristerías, especialmente para la Semana de las Secretarias y el Día de las madres.

De otro lado, es común ver orquídeas adheridas a los troncos de los árboles, lo que lleva a muchos a pensar que son plantas parásitas. Sin embargo, ese tipo de planta se nutre del árbol donde se hospeda, mientras que las orquídeas solo utilizan sus raíces para fijarse del tronco y nutrirse del agua de lluvia, rocío o cualquier otra humedad ambiental.

Por esa misma línea, Hernández explicó que la creencia popular de que a las orquídeas hay que sobreprotegerlas, que son difíciles de crecer o de cuidar es falsa. Incluso aseveró que son más fáciles de cuidar que una pascua. “No son para nada delicadas, son bien fáciles de cuidar  y no tienes que estar encima de ellas”, comentó a la vez que recomendó no tenerles miedo y simplemente disfrutar de la variedad que existe.

Cuidado básico de las orquídeas

Cattleya:  

Temporada (florecida fuerte de la variedad): Mayo-Septiembre

Ambiente: Semisol

Cuido: Agua una vez por semana cuando está seca.

Temperatura: Máxima de día 90ºF; mínima de noche 55ºF.

Fertilizante: Bisemanal


Oncidium:

Temporada (florecida fuerte de la variedad): Mayo-Septiembre

Ambiente: Semisol

Cuido: Agua, dos veces por semana cuando esté casi seca.

Temperatura: Máxima de día 85ºF; mínima de noche 60ºF.

Fertilizante: Bisemanal


Phalaenopsis:

Temporada (florecida fuerte de la variedad): Noviembre-Mayo

Ambiente: Sombra

Cuido: Agua dos a tres veces por semana, cuando esté casi seca.

Temperatura: Máxima de día 95ºF; mínima de noche 60ºF.

Fertilizante: Bisemanal


Dendrobium:

Temporada (florecida fuerte de la variedad): 12 meses

Ambiente: Semisol / sol  La orquídea gradualmente se acondiciona de un sol filtrado (a. m.) a un sol directo (p.  m.).

Cuido: Agua, dos veces por semana cuando esté seca.

Temperatura: Máxima de día 85ºF; mínima de noche 60ºF.

Fertilizante: Bisemanal


Vanda:

Temporada (florecida fuerte de la variedad): 12 meses

Ambiente: Semisol / sol  La orquídea gradualmente se acondiciona de un sol filtrado (a. m.) a un sol directo (p.  m.).

Cuido: Agua, todos los días, es aérea.

Temperatura: Máxima de día 85 ºF; mínima de noche 55ºF.

Fertilizante: Semanal  La concentración del fertilizante debe ser la mitad.

(Fotos/Fuente: Meyer Nurseries)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here