Inicio Editorial y Ampliando ¡OJO! SIGUEN LAS ESTAFAS TELEFÓNICAS Y DIGITALES…

¡OJO! SIGUEN LAS ESTAFAS TELEFÓNICAS Y DIGITALES…

0
28
Getting your Trinity Audio player ready...

“Estimado cliente, le notificamos que su cuenta en (institución financiera, compañía de celular, tienda digital y otros) ha sido suspendida. Presione uno…”. Este es el formato estandarizado de llamadas grabadas posiblemente fraudulentas que inundan nuestra cotidianidad con números extraños; provenientes de Puerto Rico, EE.UU. Y muchas otras partes del mundo. Es muy simple, las llamadas estafadoras pretenden el robo de identidad, información financiera o abres la puerta a la sorpresa de esas que no son agradables. El engaño se asoma fácil cuando no se tiene cuenta con el banco o la compañía celular, ¿pero qué pasa si le atinan?

Si bien es cierto que las estafas por teléfono, por mensaje de texto, por Messenger, WhatsApp, correo electrónico y cualquier otra plataforma digital son la orden del día, estas no son las únicas. Aquí se suman las cartas o correos electrónicos que anuncian o notifican ofertas o premios extravagantemente extraordinarios. La advertencia debe llegar a todos los católicos que caminamos juntos en esta bendita tierra: cuidado con el fraude, son puros engaños y no podemos caer en esos cuentos. Como dice el refranero, ojo al pillo.

Tal vez la virtualidad ha venido a tapar los rostros y a hacer más fácil el engaño desde el teléfono o una computadora o tal vez la virtualidad amplió las fronteras de los estafadores estén donde estén. Lo evidente es que como ciudadanos y cristianos estamos llamados a ser más cuidadosos. Y el estado está llamado a protegernos y hacer lo necesario para que estos estafadores proliferen.

En el contexto eclesial, que no ha estado excepto de estafadores vestidos de sacerdotes y monjas. La misa presencial en la Iglesia es la casa segura del feligrés. En ella se realizan colectas seguras. Ir al obispado, a la parroquia, a la oficina parroquial, al convento, al santuario, a Caritas o a las oficinas de la pastoral social son espacios seguros donde un donativo llega de manera concreta o se encamina de manera segura a su fin. Aquí también entran las direcciones postales, las ATH Móvil y cualquier información oficial que estos espacios indican.

Dos consejos prácticos y básicos para evitar las estafas telefónicas son los siguientes. Primero aplicar el sentido común ante una situación claramente sospechosa, fantasiosa, una solicitud de dinero inusual o una oferta increíblemente buena. Si el caller id indica que es un número de algún país americano, europeo, africano o asiático del que no tengo relación absoluta es mejor no contestar. Esto también aplica a estados de EE.UU. de donde llaman para estafar. Segundo, mantener la calma en todo momento. Tercero, NO PROVEER INFORMACIÓN PERSONAL NI DE CUENTAS O CLAVES BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA. Es mejor colgar la llamada.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

X: @Enrique_LopezEV