Inicio Recientes Obreros del Evangelio

Obreros del Evangelio

0
186

El comentario de hoy está tomado de algunas palabras del Papa Francisco: “Los «obreros» de los que habla Jesús son los misioneros del Reino de Dios. Su tarea es anunciar un mensaje de salvación dirigido a todos… No sólo lo hacen los misioneros que van a tierras lejanas, sino también nosotros, misioneros cristianos que decimos una palabra buena de salvación… Jesús ha «acercado» a Dios a nosotros; en Jesús, Dios reina en medio de nosotros, su amor misericordioso vence el pecado y la miseria humana.  

Ésta es la Buena Noticia que los «obreros» deben llevar a todos: un mensaje de esperanza y de consolación, de paz y de caridad. Jesús, cuando envía a sus discípulos para que lo precedan en las aldeas, les recomienda: «Digan primero: «¡Que descienda la paz sobre esta casa!» … «Curen a sus enfermos».
Todo ello quiere decir que el Reino de Dios se construye día a día y ofrece ya en esta tierra sus frutos de conversión, de purificación, de amor y de consolación entre los hombres. Construir día tras día este Reino de Dios que se va haciendo. No destruir, construir. 

El discípulo deberá tener conciencia de la realidad difícil y a veces hostil que le espera. «Yo los envío como a ovejas en medio de lobos». La hostilidad que está desde siempre, desde el comienzo de las persecuciones de los cristianos, porque Jesús sabe que la misión está obstaculizada por la obra del maligno. 
El obrero del Evangelio se esforzará en estar libre de condicionamientos humanos de todo tipo, no llevando ni dinero, ni alforja, ni calzado, como ha recomendado Jesús, para confiar sólo en el poder de la Cruz de Cristo. Ello significa abandonar todo motivo de vanagloria personal, de arribismo, de fama, de poder, y ser instrumentos humildes de la salvación obrada por el sacrificio de Jesús. 

La misión del cristiano en el mundo es una misión destinada a todos, una misión de servicio sin excluir a nadie; requiere mucha generosidad y sobre todo elevar la mirada y el corazón, para invocar la ayuda del Señor. Hay tanta necesidad de cristianos que testimonien con alegría el Evangelio en la vida de cada día.

Padre Obispo Rubén

Obispo Diócesis de Ponce

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here