“Estamos trabajando fuertemente para que este año no se reporte ningún herido por el uso de pirotecnia”, así lo confirmó el inspector Rafael Romero Avilés, director de la Oficina de Explosivos y Seguridad Pública de la Policía de Puerto Rico. “El año pasado hubo cinco heridos, y queremos lograr que este año no se reporte ninguno”, indicó.

Romero Avilés destacó que esperan que este año haya una merma en el uso de pirotecnia porque muchos de los vagones en los que llega este material están aguantados en el área de carga de los muelles por la situación del huracán.

Sobre cómo identificar la pirotecnia legal de la ilegal, el Inspector aseguró que en las etiquetas de los paquetes aparecen las palabras shoot (disparar) y emit. “La Ley 83 que es la de pirotecnia especifica que todo lo que diga shoot, lo que sea aéreo o explosivo es ilegal. Todo lo que salga disparado como cohetes, morteros, baterías que salen disparadas al aire. En fin, todo lo que explote como petardos, cuarto de dinamitas, etc., es ilegal”, detalló.

Asimismo, reconoció que los artefactos que en su etiqueta dicen emit, son más seguros porque son de base terrestre y de ellos sale una fuente de luz que no se eleva a más de 3 o 4 pies. No obstante, recalcó que unos artefactos que dicen emit son explosivos. “Estos son Crazy Mario que tiene la foto de Mario del videojuego y otro que se llama Crazy Christian, que aunque dicen emit, cuando se encienden sale una llamarada de chispa y después viene una detonación que es tan fuerte que puede romper un bloque de cemento”, precisó.

De otro lado, sobre las estrellitas que se les dan a los más pequeños porque son “inofensivas”, el Policía con 34 años de experiencia y de estos, 28 en la División de Explosivos, aclaró que, si bien es cierto que son legales, esto no quiere decir que no sean peligrosas. “Las estrellitas generan 1,200° F de calor, la varillita es de metal y cuando se las damos a los niños según va quemando se va calentando. El niño va a sentir el caliente y su reacción va a ser tirarla para el lado y le puede caer a otro niño encima y quemarlo”, advirtió.

Añadió que “peor aún en estos días en que en muchos hogares no hay luz podría caer cerca de material flamable como gasolina o diésel y ocurrir una desgracia”. Recalcó que “tenemos que ser adultos responsables, si se los vamos a dar tenemos que estar pendientes con ellos y no dejarlos solos”.

Al final sugirió no usar pirotecnia porque si la Policía lo sorprende con ella lo multarán y en algunos casos podría enfrentar cárcel. “Para festejar la llegada del Nuevo Año mejor dé besos y abrazos”, aconsejó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here