“Si no se usan adecuadamente los fondos que vamos a recibir para la reconstrucción de Puerto Rico nos corremos el riesgo de tirar a pérdida la primera mitad del siglo XXI”, con esa afirmación describió el exsecretario de Hacienda, Juan C. Zaragoza lo que podría ocurrir si no se usa sabiamente el dinero destinado para la recuperación del País.

El también contador público autorizado precisó que el huracán María cogió un paciente (P.R.) que estaba moribundo por una crisis fiscal y una crisis económica y le quitó el respirador. Reiteró que, de no usarse el dinero de forma rigurosa, prudente y estratégica, en 10 años la gente recordará al País como describe el escritor Juan Rulfo al pueblo de Comala en su novela titulada Pedro Paramo, “un pueblo fantasma donde ya no quedaba nadie, solo lamentos y quejas. Tan solo habitado por unos muertos que murieron sin saberlo”, mencionó.

Zaragoza, destacó que es vital repensar la forma en que se va a reconstruir el País. “Tenemos que pensar, voy a coger ese dinero para reconstruir la casa de madera o para mover a esa gente a una casa de concreto que no sea tan frágil, eso es a nivel micro. A nivel macro, me dan un dinero para salud es para hacer más de lo mismo o de una vez repensar todo el sistema de salud público”, aceptó.

De otro lado, reveló que cuando comenzó a trabajar en Hacienda pensaba que la evasión la cometían los que vendían bacalaítos. “Luego nos dimos cuentan que eran los dueños de los restaurantes más encopetados de San Juan y de las empresas más distinguidas de P.R. los que no pagaban sus impuestos”, reconoció.

A su vez, lamentó que en Puerto Rico no haya una cultura empresarial, porque las historias de los grandes comerciantes puertorriqueños se basan, en la mayoría de los casos, en sus conexiones políticas. “Muchas de las historias de éxito de los empresarios puertorriqueños en realidad no lo son. Conozco empresarios que se hicieron millonarios vendiéndole alimentos a comederos escolares o computadoras al gobierno. Ellos (el gobierno) son el mayor comprador de todo”, puntualizó.

Por otra parte, el Exsecretario de Hacienda reiteró que: “Tenemos que reconstruir ‘el País que queremos’ de una forma coherente, y digo el País que queremos porque hay mucha gente que quiere un País que no podemos pagar. Para reconstruir al P.R. que podemos pagar y que sea sostenible para el futuro tenemos que usar ese dinero de forma estratégica”.

Continuó diciendo: “Sembrar donde se necesita sembrar, pensar que cada peso que se gasta además de asegurarse que cumpla con los requisitos fiscales, se tiene que usar estratégicamente de tal forma que se pueda solidificar la zapata del desarrollo económico para el futuro de Puerto Rico”.

Cabe mencionar, que las expresiones de Zaragoza se dieron como parte de su participación en el Segundo encuentro nacional sobre transparencia e integridad en la gestión que se celebró a finales de noviembre en el Teatro Mons. Vicente Murga de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Recinto de Ponce.

Además de Zaragoza, participó el decano de la Escuela de Derecho de la PUCPR, Lcdo. José A. Frontera Agenjo quien discutió el ordenamiento vigente de las leyes y cómo se supone que funcionen en tiempos de emergencia.

“Para ello debe quedar establecida la necesidad real de la contratación que evite cumplir con el trámite regular y esta contratación informal debe cumplir obligatoriamente con los requisitos básicos de todo contrato (objeto, causa razonable y consentimiento de la Autoridad Competente y tienen que estar identificados los fondos necesarios). No puede hacer un contrato de emergencias sino tiene los fondos y decir: ‘Ya aparecerá quién pague’. No solo tiene que tenerlos presupuestados, sino que también tienen que estar disponibles”.

El Decano de Derecho de la PUCPR criticó que el gobernador estuvo a 1 mes del paso de María resolviendo todo mediante órdenes ejecutivas en vez de reunir a la Asamblea Legislativa. “¿Por qué seguir recurriendo al trámite extraordinario de las órdenes ejecutivas y no al trámite de la actuación a través de legislación y de las acciones que corresponden a la distribución de poderes? ¿Puede el gobernador ante una emergencia emitir órdenes que dejen sin efecto o tornen inefectivas las disposiciones antes citadas?”.

El también profesor, aclaró que la Ley vigente dispone que en una situación de emergencia lo que el Gobernador puede dejar sin efecto son reglamentos, órdenes y procedimientos administrativos que sean efectivos o impidan la pronta recuperación, ninguna habla de suspender leyes.

Finalmente, el exrepresentante Víctor García San Inocencio señaló que es meritoria la discusión pública de estos temas y enfatizó en la importancia de crear conciencia sobre estos procesos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here