Como un signo de esperanza y cercanía del Papa Francisco con todos los puertorriqueños, el equipo de Catholic Extension entregó la bandera de Puerto Rico bendecida por el mismo Pontífice, al Arzobispo Metropolitano de San Juan junto a una serie de donativos a representantes de la Arquidiócesis y las cinco Diócesis de Puerto Rico. Esto ocurrió el pasado miércoles, 9 de mayo, a las 3:30 de la tarde, en las oficinas del Prelado arquidiocesano. Cabe destacar, la presencia del Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa, Honduras (de visita en la Isla), Padre Alberto Figueroa, vicario general de la Arquidiócesis, Tom Gordon, COO, y Joe Boland, vicepresidente de operaciones y misiones, ambos de Catholic Extension.

La actividad inició con la entrega de donativos, producto de los esfuerzos de la campaña Become a Patron of Puerto Rico que realizó Catholic Extension a nivel nacional. Así Boland, quien representó al equipo de Catholic Extensin, entregó a cada uno de los representantes de la Arquidiócesis y las otras cinco Diócesis de P.R. las donaciones. Estos se entregan tras los primeros frutos del programa, según detalló Boland, luego de que la Arquidiócesis y las cinco Diócesis sometieran solicitudes pidiendo ayudas para sus parroquias y capillas pobres y las que sirven a esta población.

“Estuvimos en las semanas pasadas con el Papa Francisco y agradeció a Catholic Extension por los esfuerzos realizados con la Iglesia en Puerto Rico. Pero nosotros teníamos que venir aquí personalmente para agradecer a todos ustedes por los esfuerzos que realizan -con los equipos en las distintas Diócesis y parroquias- sobre todo por los responder al grito de los pobres con compasión y generosidad”, sostuvo posteriormente Boland.

Luego, Mons. Roberto González tomó la palabra para agradecer al Cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago y Canciller de Catholic Extension, a la junta y al equipo de la organización por su generosidad y compromiso. “Nos sentimos muy conmovidos ante la generosidad de Catholic Extension desde hace más de un siglo Catholic Extension se ha dedicado a solidarizarse con P.R. Donando varios millones de dólares. Han sido realmente un brazo casi indispensable en la Iglesia que peregrina en P.R. Este donativo es una muestra más de su generosidad y espíritu de sacrificio”, indicó.

De otro aldo, el equipo de Catholic Extension se reunió en las pasadas semanas con el Papa Francisco en la plaza de San Pedro en Ciudad Vaticano. Durante el encuentro el Santo Padre les expresó su preocupación por la situación de la Isla, les agradeció por el apoyo que han brindado, bendijo la monoestrellada y se tomó una foto con el equipo. Así, los integrantes de la organización trajeron la bandera que el Papa tomó en sus manos para entregarla al también Presidente de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña (CEP).

Boland la entregó a la Iglesia en Puerto Rico representada en la figura del Arzobispo Metropolitano. En un histórico momento, el Cardenal hondureño también estuvo al lado del Arzobispo sosteniendo la bandera bendecida por el Papa. En ese momento, el Cardenal Rodríguez Maradiaga señaló que: “El Papa está con ustedes -todos los puertorriqueños- y ha estado siempre cerca en estas dificultades -tras el paso de los huracanes Irma y María-”

Al final, se informó que luego de la temporada de huracanes 2017, la ayuda de Catholic Extesion a la Iglesia en Puerto Rico, con la campaña antes mencionada, rondó en $1.5 millones. Sin embargo, desde la fundación de la organización han asistido con $100 millones aproximadamente a la Iglesia de Puerto Rico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here