Inicio Camino, Verdad, Vida Llamados a hacer camino juntos XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de...

Llamados a hacer camino juntos XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

0
236

Al iniciar la preparación del proceso de consultas a todos los bautizados que trae el Sínodo de los Obispos en su primera etapa, la fase diocesana, propuesta entre octubre del presente año y abril de 2022. Esta fase “pretende ofrecer al mayor número de posible de personas una verdadera experiencia sinodal de escucha mutua y de caminar juntos, guiados por el Espíritu Santo”, explica el Vademécum, documento que da las pistas para la realización de este proceso eclesial. 

Ante la proximidad de las consultas y la vivencia del proceso en nuestras diócesis, Mons. Alberto Figueroa, Obispo Auxiliar de San Juan diagnostica la calidad de la sinodalidad de la Iglesia en Puerto Rico como “necesitada de ser comprendida mejor, actuada y robustecida.” Precisamente con este proceso el Papa Francisco ha invitado a toda la Iglesia a redescubrir su naturaleza profundamente sinodal, una de caminar juntos. Por tal motivo, la primera fase invita a la escucha, meditando y analizando la realidad de cada Iglesia local, desde las capillas, parroquias, congregaciones religiosas, hasta su Conferencia Episcopal. 

“No es que se carezca de instrumentos y estructuras que suponen la sinodalidad, un ejemplo muy sencillo son los Consejos Parroquiales de Pastoral y el Consejo Económico, pero también el Consejo Presbiteral, el  cuerpo de consultores diocesanos, entre otros… Queda mucho camino que andar para pasar de las estructuras a una vivencia intensa, pues para eso hay que pasar por una conversión de mentalidad. Es como tener un celular con un montón de aplicaciones y que solo sabemos utilizar para llamar, contestar y pocas cosas más. Yo no creo que haya que inventar muchas estructuras adicionales, sino utilizar al máximo las que se tienen”, puntualizó Figueroa al calificar la realidad sinodal en Puerto Rico. 

El proceso de escucha que busca alcanzar el Sínodo de los Obispos es muy abarcador. Por tanto, el documento preparatorio invita a la participación de todos los bautizados desde mujeres, consagrados, niños, jóvenes, pero con mayor atención a las poblaciones menos escuchadas, como los migrantes o católicos no activos. “El proceso de escucha para la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, (recientemente realizado) ha sido como un ensayo para la consulta global del Sínodo, ha contado con la participación de más de 65 mil personas. Con algo de humor yo diría que, para caminar juntos, todos son necesarios, el centro, la periferia y todo lo que está en medio”, expresó el obispo auxiliar de San Juan. 

El Documento Preparatorio presenta una pregunta fundamental en todo el proceso: “En una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, todos “caminan juntos”: ¿cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos”?” Para responder a esta interrogante se invita a preguntarse sobre las experiencias vividas en cada comunidad, ver las alegrías y obstáculos que han suscitado y discernir la voz del Espíritu en estas experiencias. Ante este proceso, ¿cuán importante es la participación de los bautizados? “Tan importante que sin ello empobrecemos el Sínodo. Si no participamos entonces nos autoexcluimos, nuestra voz no se escucha”, respondió Mons. Alberto. 

El  “caminar juntos” al que anima el Sínodo debe ser entendido desde dos perspectivas: la interna, que mira la vida de la Iglesia y la externa que mira la vida social con diversos grupos. “Hay un viejo principio que dice que lo que a todos afecta de todos debe ser tratado, es decir, todos o al menos la mayoría debería tener una oportunidad de ayudar con su oración y opinión. No hay participación insignificante. Pensemos que Puerto Rico ha sido elegido para albergar el próximo Congreso Americano Misionero que se llevará a cabo el 2024. Esta es una gran responsabilidad y una muestra de confianza de nuestros hermanos del Continente en nuestra capacidad como Iglesia puertorriqueña. Tenemos que participar y responder a la consulta. La Iglesia quiere escucharnos”, concluyó el prelado.

 

Jonathan Colón Hernández
Para El Visitante

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here