Ordinariamente hay tiempo en abundancia para todo y para todos.  Algunos moradores del planeta lo desperdician y ni siquiera saben qué hacer con las horas doradas.  En todo caso, no conviene procrastinar, considerando que este preciso instante puede ser el postrer minuto.  Salvando el sueño y el esparcimiento, el proyecto de vida requiere un esfuerzo constante y consciente hacia la plenitud.

 

###

 

Aun bajo apariencia de humildes criaturas, podemos ser los monstruos más violentos y soberbios.

 

###

 

Vendió su antiguo y amado hogar. Quién sabe si entregó no sólo parte de sus bienes raíces, sino también una porción de las raíces de sus bienes, sustancia telúrica de su historia e identidad.  Olvidó que el terruño es sagrado, y que algún día lo reclamará.

 

###

 

Amo, por lo tanto, existo.  Amo, ergo sum.  Y en el almario, donde reside mi alma, reina la paz…

 

###

 

Cuestionaba y cuestionaba,

pero nunca preguntaba

por el mismo preguntar.

Negaba todo lo absoluto;

y afirmaba la negación

de la rotunda absolutez,

con metafísica pasión

y absolutísima tozudez.

 

###

 

Me siento en el patio recoleto, bajo el límpido cielo de febrero y a la sombra de los arbustos, mientras medito sobre The Waters of Siloe, de Thomas Merton.  Sigo los pasos de la espiritualidad trapense a lo largo de la historia y de los continentes.  Todo es sublime al compás de la brisa suave y del silencio matutino. Media taza de café en mano y en la humilde compañía del perro Beppo.  El perrito juega con el hueso casi gastado y se revuelca sobre el césped. Le hago muecas y él responde con el rostro perplejo, mueve las orejas y vuelve a su mundo.  Mi mente oscila entre el misticismo cisterciense y la revelación de los seres sencillos que me rodean.

 

Aníbal Colón Rosado

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here