Nuevo manuscrito 2021

Si te ves obligado a emigrar, vete donde las oportunidades de prosperar sean mejores y mayores, sin menoscabo de los grandes valores y la salud integral.  A menos que puedas hacer algo para transformar el lugar donde te encuentres y hacerlo habitable.  A veces no hay más remedio que salir en busca de tierras prometidas.  Razones de salud, estudios, trabajo, fenómenos atmosféricos, plagas, hambre, persecución, injusticias… nos empujan a tomar decisiones dolorosas y a separarnos del lar nativo.  Somos hijos de migrantes y herederos de nostalgias.

Cada día le gano dos o tres palabras al tesoro o tesauro del idioma.  Y de ese modo, reduzco un poco el inmenso páramo de mi ignorancia.

Ya puedes salir de la cueva secreta y protectora. Ya partieron hacia el otro mundo los que tenían mala opinión de ti. Ahora no existen motivos para dejar de construir y compartir bajo el pretexto de los defectos personales y los juicios severos.

Despiertas frente al horizonte borrascoso.  La jornada comienza bajo el signo de malos o tristes agüeros.  Y todo, a pesar de tu buena voluntad y excelentes actitudes.  Te reciben con golpes e insultos.  Recógete, regocíjate en silencio y responde con paciencia, respeto y amor.  Podrías enderezar la marcha del día y los entuertos propios y ajenos.

Algunos miden el feliz éxito de sus obras por el grado de envidia que suscitan.

Alucinado por fiebres patológicas, presumía que era la encarnación de todas las divinidades adoradas en este pequeño mundo.  Se negaba, desde luego, a ser un simple mortal; y apenas alcanzaba la estatura de un hombre puro, solidario e iluminado.

 

Aníbal Colón Rosado

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here