Desde los 17 años Yamairy Ramos Rivera, modelaba en pasarelas e incluso se posicionó entre las diez semifinalistas de Miss Teen 2006. Entrada en la universidad trabajaba a tiempo parcial como mesera o en tiendas de ropa. Atraída por la moda y el buen vestir soñaba con tener su propio negocio, pero no pasaba de ser solo una idea.

Un día que andaba con una de sus mejores amigas, pronta a abrir su negocio en un local de un edificio de alquiler municipal en Rincón, le compartió su pensar: “‘Ay a mí me hubiese gustado montar algo ahí, pero ya estoy tarde, creo que están todos ocupados’. –‘No, ¿qué tu quieres montar?’. –‘Yo quiero montar una boutique’. –‘Pues vamos a llamar ahora mismo para que puedas entregar la propuesta’”.

“Eso fue un jueves y el viernes tenía que tener la propuesta lista para entregarla. Ese día me amanecí y aunque iba a una subasta y no sabía si me llamarían la hice con la visión de que ‘no pierdo nada con intentarlo’”, recordó la joven de 28 años.

Varias semanas más tarde recibió la sorpresiva noticia de que su propuesta había sido aceptada. Convencida de que las oportunidades se aprovechan cuando aparecen, inició las gestiones necesarias sin dar marcha atrás. Afirmó que la tarea fue una “bien ardua, fue difícil” porque a la vez que “estaba haciendo la práctica (en tecnología radiológica) también estaba trabajando de mesera pero con perseverancia lo logré”, dijo la recién graduada.

Entre risas comentó que “fue gracioso porque nadie lo sabía, mas que mi novio y una amiga. Mis papás no sabían nada y una vez terminé todo el proceso de permiso y firmado el contrato para el local fue que decidí decirlo. Mi mamá ya se lo sospechaba y mi papá se puso pálido, pero me dio un abrazo y me apoyaron”.

Al preguntársele sobre los retos que tuvo como emprendedora sostuvo que “lo más difícil es lo gubernamental que son los permisos, las oficinas, el tiempo que amerita, que demanda tener que conseguir lo necesario para abrir el negocio”. Compartió que nunca pensó en la crisis económica “porque siempre digo que la situación económica está mal para el gobierno y no para las empresas privadas”.

A pesar de los comentarios negativos, comunes a la hora de emprender, la joven se describió como una persona que gusta rodearse de individuos que comparten su misma visión. “Eso hace que uno tenga más motivación. Esa fue una de las razones por las que no dije nada hasta tenerlo concreto, porque no quería tener ese mal pensar alrededor mío”, explicó.

Con su boutique ubicada en un destino turístico, apostó al público local tomando en cuenta que Rincón es un pueblo surfer y predomina la ropa casual. “La gente se tiene que relocalizar a otros pueblos y yo sabía que tenía una ventaja. Creo que mi actitud arriesgada y con Dios de por medio fue clave para ello”, compartió.

Luego de carreras y contratiempos, el 15 de octubre de 2016, Yami’s Boutique era su sueño hecho realidad. Han pasado 8 meses desde la apertura y  con el pasar de los días Yamairy continúa apostando al comercio del país.

En el corto tiempo de establecida, tiene dos empleadas, se asoció con diseñadores de moda y accesorios del patio de los que vende y promueve sus creaciones. Cuenta con presencia en las redes sociales de Facebook e Instagram como: Yamisbouq. Hace envíos a nivel isla y Estados Unidos. Está desarrollando una página web para digitalizar el proceso de adquirir las piezas. Ha participado en  fashion shows, creó el suyo propio el pasado 1 de abril y tiene varias ideas corriendo en mente. Además, personalidades como Karla Monroig, Krystal Laracuente y Frances Félix han vestido sus piezas.

Interesados en conocer más pueden comunicarse al 787-672-6046.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here