“Ella (la Iglesia), más que nada, necesita a hombres que vivan las exigencias evangélicas y trabajen para iluminarla y unirla a Cristo”, (San Vicente de Paúl).

Las Hijas de la Caridad, inspiradas por el espíritu de sus Santos Fundadores: Vicente de Paúl y Luisa de Marillac, están llamadas a vivir la caridad apremiante y urgente de Jesucristo, sirviéndole en los más pobres.

Así contribuyen, en la Iglesia y en el mundo, a que la misericordia sea una experiencia palpable que transforme los hombres y mujeres carentes, no solo de bienes materiales, sino de amor, compasión y valoración de su dignidad de hijos e hijas de Dios.

Esa es, también, la tarea que día a día realizan ellas en el Hogar Colegio La Milagrosa de Arecibo, obra que inició hace 90 años con la fundación de un hogar para niñas maltratadas y huérfanas, y a lo que 20 años después se añadió el colegio.

Por una historia sellada con la fidelidad y la providencia de Dios, padres, estudiantes, facultad y empleados, dieron gracias en una Celebración Eucarística presidida por el Obispo de la Diócesis de Arecibo, S.E.R. Mons. Daniel Fernández, el pasado 16 de agosto de 2016 en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, aledaña al colegio.

Recordando la necesidad de tener la mirada y el corazón fijos en Jesús para dar frutos de buenas obras y no desfallecer en la misión de educar, Mons. Daniel Fernández expresó que “es una ocasión para renovar el impulso generoso en el presente y de cara al futuro, reconociendo una vez más la importancia que tiene la educación católica para hoy en nuestra sociedad. Por eso, es importante realizar la labor educativa con valentía, sin ocultar jamás nuestra fe”.

Miembros de la Junta de Directivos del Hogar de Niñas, así como el Sr. Wilfredo Camerón en representación del Hon. Alcalde Carlos Molina, y el Superintendente de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo,

Juan Valdés Lazo, fueron algunas de las personas que se unieron a esta celebración, mostrando su apoyo a la obra y su gratitud por la labor realizada en favor de la Iglesia y la sociedad.

El Hogar alberga niñas entre las edades de 4 a 17 años. Allí reciben todo lo que necesitan materialmente, incluyendo los efectos escolares, ya que una vez llegan se integran al colegio con el resto de los estudiantes. Asimismo, reciben ayuda psicológica y espiritual, y realizan distintas actividades recreativas en compañía de las Hermanas.

“Es una experiencia muy bonita, bien sacrificada, bien importante y, verdaderamente, uno a veces se cuestiona, porque ellas lo más que quieren es estar con su mamá y no pueden, y eso hace que uno piense e intente que ellas comprendan que por ahora no, pero tal vez en algún momento puedan estar con ella”, expresó la encargada de las niñas, Sor Gloria López Galarza.

Realizar una tarea tan exigente, cobra sentido a la luz de la fe, por eso aseguró Sor Gloria que le mantienen en pie “la oración y la Eucaristía”.

Hogar Colegio La Milagrosa (787) 879 – 4912

(Obispado de Arecibo)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here