Getting your Trinity Audio player ready...

“Impulsar, animar, informar e involucrar a todo Puerto Rico y en la medida de lo posible, al Continente Americano en la dimensión Ad Gentes en espíritu de preparación y expectación ante el Sexto Congreso Americano Misionero (CAM6) Puerto Rico 2024. Ese es nuestro propósito en la Comisión de Animación Misionera”. Estas fueron las palabras llenas de ardor y alegría que pronunció la Hna. Rita Usai, Coordinadora de la Comisión de Animación Misionera del CAM6 y que pertenece a la Comunidad Misionera de Villaregia de Arecibo.

Especificó la misionera italiana que en este proceso y camino rumbo al CAM6 colaboran estrechamente las Obras Misionales Pontificias (OMP), la Conferencia Episcopal Puertorriqueña y el Comité Ejecutivo propiamente del CAM, quienes desarrollan paso a paso los preparativos, itinerario y planificación. La misma Comisión de Animación agrupa a una serie de voluntarios que se unen para impulsar esta misión que se le ha encomendado y que aceptan con alegría misionera.

Al abordar a la Hna. Rita de los retos que se anteponen a la animación sostuvo que: “lograr que este acontecimiento sea conocido por todo el pueblo de Dios que peregrina en suelo boricua y continental no será fácil, pero con la ayuda de Dios y de muchos se va a lograr”. Continuó: “Hay que ir más allá de nuestra isla, en la medida de lo posible. Que este camino y proceso no se termine simplemente con la celebración del CAM6 sino que continuemos profundizando en la dimensión misionera que adquirimos y asumimos como seguidores de Jesucristo por la gracia del Bautismo”.

Explicó que trabajan para acercarse a las instancias religiosas y movimientos eclesiales en las seis diócesis de Puerto Rico y así involucrarlos para que CAM6 adquiera esa riqueza de un mosaico de perspectivas que se suma a una experiencia y camino continental que se lleva en reflexión misionológica. “El deseo es que cada sacerdote, religiosa, misionero o laico que se une pueda contribuir y aportar su camino de fe, lo que el Espíritu ha suscitado en ellos”, precisó.

Para concluir, sostuvo: “Contribuir y vivir el ardor misionero es tarea de todos. El objetivo es ayudar a crecer la misión Ad Gentes de la Iglesia, caminamos juntos en clave sinodal-misionera a la escucha del Espíritu para ser testigos de la fe en Jesucristo en la realidad de nuestros pueblos y hasta los confines de la tierra. ¡América, con la fuerza del Espíritu!”. 

Comisión de Comunicaciones

CAM6