Las tradiciones no se pierden sino que se transforman, con ese comentario reaccionó la antropóloga bio socio cultural de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) en Ponce, Dra. Waleska Sanabria Lebrón cuando se le preguntó sobre la merma en las tradiciones puertorriqueña propias de la época de navidad como las parrandas y las decoraciones.

Reconoció que la incertidumbre fiscal que vive el país, la violencia y la migración son solo algunos de los factores que han provocado que poco a poco cambie el panorama de cómo se celebran las fiestas en el país que es conocido por tener las navidades más largas y alegres del mundo.

Comentó que: “El comportamiento de los puertorriqueños no va a ser en megafiestas en plazas públicas. Van a estar enfocadas en lo privado. Estamos conscientes de que las cosas están malas y tengo que mantenerme en mi contexto doméstico”.

Enfatizó que esta es la parte positiva de este asunto. Aceptó que la gente está retomando el hogar como un espacio de socialización, están reforzando las conexiones familiares. Incluso dijo que la tecnología permite acercar a las familias que aunque físicamente no pueden estar unidas puedan estarlo de manera virtual.

De otro lado, dijo que: “Este año se juntó lo mejor para crear una tormenta; año de elecciones, transición en nuevo gobierno, el refuerzo de los medios de comunicación sobre Ley para la Supervisión, Administración, y Estabilidad Económica de Puerto Rico, (PROMESA, por sus siglas en inglés) y lo que va a traer la Junta de Control Fiscal. Hemos sentido un ambiente casi de depresión. Una depresión social donde la gente se está cuestionando qué va a pasar en el país”, precisó.

Reiteró que el mayor ejemplo se vio en la Venta del Madrugador que aunque hubo buenas ventas para los comercios la participación de los consumidores fue menor en comparación con otros años. “En términos generales la gente se está aguantando porque no sabemos qué va a suceder. Tenemos una idea, pero en términos concretos no sabemos qué va a suceder de enero en adelante, con los trabajos, con la situación económica con la familia”, insistió.

A pesar de eso, aseveró que la Isla continuará con el distintivo de tener las navidades más largas debido al factor económico. Mencionó que “antes las fiestas empezaban en noviembre, pero este año los comercios como una estrategia para incentivar el aumento de ventas comenzaron a decorar desde mediados de octubre y sabemos que las fiestas se extenderán hasta las octavitas”.

Relacionado a las decoraciones propias de la época, Sanabria Lebrón admitió que son simbólicas, “el mero hecho de observar un arbolito, un nacimiento o cualquier decoración navideña genera en nosotros una situación de alegría”. No obstante, atribuyó la disminución de las decoraciones de las casas, al factor económico, ante anuncios constantes de un aumento en la tarifa de la luz que al momento es incierto. “No se van a ver muchas decoraciones porque las familias están midiendo el dinero ante la incertidumbre económica que se avecina”, detalló.

Por otra parte, sobre las parrandas otras de las tradiciones que son parte de la cultura puertorriqueña, afirmó que la violencia es una de las razones principales para que ya no se hagan con la frecuencia de antaño. “La gente tiene miedo de salir a la calle y entonces se cohíben. De unos años a la fecha la gente prefiere estar en casa con la familia socializando y reforzando las tradiciones que estar expuestos a la violencia que se vive en estos momentos. Es más una cuestión de seguridad personal”, comentó la profesora de Antropología social y cultural de la PUCPR.

Al final, la antropóloga lamentó que los medios de comunicación y los comercios le han cambiado la imagen a la Navidad, de una perspectiva religiosa a una económica. “Una de las cosas que la Iglesia está criticando es este sistema capitalista en donde la idea de Navidad como un momento de reflexión y de analizar quien soy yo en términos espirituales haya quedado rezagado. Tenemos que ver cuál es el significado de esa venida o de ese nacimiento de Jesucristo en este contexto histórico, eso es algo que tenemos que reforzar”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here