Ser cristiano quiere decir ser imitador de Cristo y seguidor de su Palabra.  Lo que nos distingue es buscar siempre un modo de obrar que vaya de la mano con las enseñanzas del Maestro.  Por eso, al escuchar a Marcos 13: 37: “Mantenganse despiertos”, nos conviene reflexionar sobre qué significa esta recomendación en nuestro entorno actual. Más significativo aún es conocer la razón por la que tenemos que estar despiertos: “Porque no sabemos cuándo llegará el momento”(Mc 13:33).

Para la Doctrina Social de la Iglesia, mantenerse despiertos equivale a desarrollar una actitud de compromiso y de participación en la vida social, económica y política;  no vaya a ser que en nuestra falta de atención, olvidemos el camino esencial que nos lleva a la identificación con Cristo: la caridad. La Constitución Dogmática Lumen Gentium (31), establece que: “A los laicos corresponde por propia vocación, tratar de obtener el Reino de Dios gestionando los asunto temporales y ordenándolos según Dios”.

El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia  (CDSI) nos aclara de qué forma el cristiano  debe atender los asuntos temporales:  “Es tarea del fiel laico anunciar el evangelio con el testimonio de una vida ejemplar, enraizada en Cristo y vivida en las realidades temporales: la familia, el compromiso profesional en el ámbito del trabajo, de la cultura, de la ciencia y de la investigación; el ejercicio de las responsabilidades sociales, económicas y políticas”. Una vida enraizada en Cristo es una vida orientada a la búsqueda de la paz y la justicia social. El laico está llamado a comprometerse en la expresión de la caridad evangélica.

La acción social del cristiano, nace de su encuentro con Cristo, por eso corresponde a una espiritualidad, que nos incorpora en la sociedad para ser  santos y santificadores. Esa espiritualidad le permite al cristiano: “cultivar un amor apasionado por Dios, sin apartar la mirada de los hermanos. Por eso, en la espiritualidad cristiana no puede haber dos vidas paralelas: una espiritual y una secular ( Lumen Gentium 31).  Ambas dimensiones se entremezclan y llevan al cristiano a ponerse al servicio de la persona, defendiendo la dignidad de la persona y promoviendo estructuras que persigan el bien común.

Estar despiertos, preparados y enfocados en nuestra meta: el encuentro con Dios, es defender los principios cristianos, anteponiéndolos a cualquier consigna político partidista, u orientada por ideologías particulares, que no respondan al Mensaje de la Buena Nueva de Cristo. Estar despiertos es auscultar en nuestro interior, evaluando nuestras actitudes y posturas para determinar si éstas corresponden a todo aquello que promueva la persona, si defendemos el derecho a la vida, si defendemos el matrimonio y la familia, si nos comprometemos a la perfección integral de la sociedad. Esto conlleva un esfuerzo por nuestra renovación interior. Requiere también reflexión sobre nuestras actitudes y nuestras prioridades de vida.

El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia establece que los cristianos debemos: “trabajar a la vez por la conversión de los corazones y por el mejoramiento de las estructuras”(CDSI 552). El llamado es a lograr un mejor mundo, construido sobre las bases del respeto a la vida, la caridad y la justicia.  Sólo comprometiéndonos  con nuestros hermanos podremos estar siempre listos para  cuando llegue el Señor de la casa, porque a fin de cuentas seremos juzgados por el Amor.

Estemos despiertos , cultivemos nuestra vida interior, desarrollemos nuestras capacidades y  esforcémonos, no sólo por nosotros mismos, sino por lograr una mejor sociedad. Contribuyamos activamente a lograr la paz social y la justicia.  No permitamos que nuestra conciencia se nuble por el  egoísmo.  Un espíritu de entrega es lo que verdaderamente reflejará nuestra fe y  hará la diferencia.  En estos días en que tanto se habla de levantar a nuestra Isla, comencemos con nosotros mismos: estemos despiertos.

Nélida Hernández

Consejo de Acción Social Arquidiocesano

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here