Bajo el lema Fortaleciendo la familia sobre fundamentos cristianos se llevó a cabo el Encuentro Familiar 2017 auspiciado por la organización La mujer por la familia católica. Este se llevó a cabo en el hotel Condado Plaza Hilton en San Juan, el pasado sábado, 25 de febrero.

Entre los recursos invitados estuvieron el Hon. juez Jorge L. Escribano Medina con el tema La situación de la familia hoy en el día; la Dra. Ada Rosabal con La familia fundamento de la persona humana; Padre Carlos Pérez a cargo de La familia en la legislación actual “realidad y desafío”; Padre Luis Norberto Correa con el tema Familias rotas y restauradas; y Mons. Wilfredo “Willie” Peña a cargo del Reto actual de la familia cristiana.

Durante todo un día los presentes tuvieron la oportunidad de educarse y reflexionar sobre los retos que enfrenta la familia en la sociedad actual. El tema del evento se escogió cónsono con la Cuaresma tomando en cuenta el sacrificio que representa trabajar por la familia más aún en estos días. A su vez el evento buscó promover la consciencia de la crisis existente tanto en Puerto Rico como a nivel mundial.

Por ejemplo, en su disertación P. Luis Norberto compartió con la audiencia lo siguiente: “Yo veo un factor común en este asunto, que podemos hablar de familias rotas pero que yo prefiero hablar de miembros de las familias rotas. Cuando uno se sienta con cada uno, uno se da cuenta, factor común que ellos no saben quiénes son, qué deben hacer, qué pintan dentro de la familia. Porque en principio no siempre se unieron, como diría Gilbertito Santa Rosa: ‘Por eso que llaman amor, para vivir, para vivir’”.

A su vez criticó a aquellos que se unieron sin antes conocer de lleno su misión en el matrimonio. “Nosotros a veces no sabemos por qué estamos unidos. […] Primer problema de identidad, ¿yo te quiero a ti? ¿Tú me quieres a mí? En lo individual, una vez que yo quiero establecer contigo un vínculo familiar ¿yo sé que es lo que me toca?”, indagó.

De otro lado, en un aparte con El Visitante, Mons. Willie explicó que la corporación de La mujer por la familia católica ya es una entidad con más de 20 años aprobada tanto por el Cardenal Aponte Martínez (Q.E.P.D.) como por el Arzobispo de San Juan. Esta se creó con el fin de capacitar a los laicos para que tomaran responsabilidad de lo que es la familia. Actualmente, una de sus metas es contar con lo que llaman Casa Nazaret, un centro de familia para ofrecer servicios que vayan en beneficio de esta.

De acuerdo con Monseñor Peña se impartirán “cursos para la primeriza, la lactancia, preparación de parejas, un centro arquidiocesano para toda la isla donde hubieran todas las facilidades con voluntarios psicólogos, psiquiatras, ginecólogos, trabajadores sociales, entre otros”.

Aseguró que: “La globalización ha traído cosas muy positivas pero también muy negativas. Por lo menos nos ha dado a nosotros una misión” A lo que hace referencia es a que paulatinamente el mundo ha decidido excluir a Dios. “Fue una decisión que el mundo hizo consciente o inconscientemente, […] que crea un desconcierto, ¿a dónde vamos? Porque lo puedes sentir”, señaló.

Anunció que prontamente modificarán el nombre de la organización a La familia por la familia, ya que muchos hombres se han unido a la causa así como personas de otras denominaciones religiosas.: “Este es un momento que no es tanto para ver resultados sino para ‘meter mano’ como dice uno vulgarmente”, aseguró esperanzado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here