Inicio Camino, Verdad, Vida Enviados a servir

Enviados a servir

0
253
Getting your Trinity Audio player ready...

Seminaristas Arturo Lliteras y Jaime Padilla reciben el diaconado 

“Hoy es un gran día… porque en esta memoria de Nuestra Señora de Belén, nuestra compatriota, como se le decía en el siglo 18, celebramos la ordenación al diaconado de dos seminaristas de nuestra iglesia local de San Juan de Puerto Rico: Arturo Lliteras Rodríguez y Jaime Padilla Cruz, en el camino hacia el ministerio sacerdotal”, inició el Arzobispo Roberto González su homilía en la cual confirió el Sacramento del Orden en su grado del diaconado.

“Queridos Arturo y Jaime: al recibir hoy la ordenación diaconal serán enviados como San Juan Bautista. Él tuvo en claro la misión que el Padre le confió, que era la de señalarle el camino a muchos hermanos y hermanas y sobre todo reconocerse él como servidor. La voz, no la Palabra. Como diáconos ustedes estarán equipados de forma única por Cristo y su Iglesia para este ministerio que existe solo para servir a los demás con un ánimo desinteresado para ayudar y acompañar a nuestros hermanos y hermanas heridos por el pecado original, a acercarse a Jesús y conocer y vivir su fe con confianza”, animó González Nieves a los candidatos al diaconado. 

Arturo Luis Llitera Rodríguez y Jaime Javier Padilla Cruz, tras años de formación teológica y pastoral, han respondido al llamado de servir a Dios y a la Iglesia en el ministerio diaconal. El rol del diácono transitorio implica un periodo de preparación y discernimiento antes de la ordenación sacerdotal, durante el cual los nuevos diáconos contribuirán activamente a la vida de la comunidad parroquial.

“El diácono Jaime y yo queremos agradecer a Dios Padre que en su amor y misericordia nos ha mirado con compasión, a Dios Hijo Nuestro Señor Jesucristo que nos ha llamado a configurar nuestros corazones con el suyo y a Dios Espíritu Santo que ha sido el que nos ha movido en la perseverancia y en la caridad para poder ver la voluntad de Dios y el designio amoroso de la Santísima Trinidad. Él es el protagonista del día de hoy”, expresó el neo diácono Arturo Literas en las palabras de agradecimiento al finalizar la celebración. Especialmente recordaron su parroquia, el Santuario Santo Cristo de los Milagros como vientre de sus vocaciones. Tuvieron presente también las parroquias San Andrés, Apóstol; María, Madre de la Misericordia; San Juan María Vianney, Sagrada Familia, San Felipe y San Juan de Dios, Stella Maris, La Milagrosa, María Llena de Gracia, San Francisco Javier, San José Obrero y Santísimo Sacramento, Santa Cecilia y La Catedral a las cuales han servido en su proceso de formación despertando una ovación. 

Los recién ordenados no olvidaron tener presente a varios sacerdotes y seres queridos que partieron a la Casa del Padre y que acompañaron su proceso vocacional. También tuvieron presente a las Hermanas Carmelitas del Monasterio de Clausura San José por el acompañamiento con sus oraciones. 

La comunidad católica presente, en la cual se unieron sacerdotes, diáconos y religiosas, expresaron su alegría y apoyo a los nuevos diáconos, resaltando la importancia de contar jóvenes dispuestos a servir a la comunidad. Familiares, amigos y feligreses compartieron abrazos y palabras de felicitación al concluir la ceremonia, creando un ambiente de unidad y celebración en la Parroquia Santo Cristo de los Milagros en Carolina.

Jonathan Colón Hernández

Para El Visitante