Getting your Trinity Audio player ready...

En el libro del Éxodo, Dios llama a Moisés para darle un mensaje importante al pueblo de Israel en el desierto. 

La Carta a los Romanos es el más largo de los escritos paulinos y su tesis es que Cristo nos salva y por eso tenemos que poner nuestra fe en ÉL.

En el Evangelio de San Mateo, Jesucristo apunta a los apóstoles que hay mucho trabajo por hacer y que Él los llama y envía para hacerlo.

“La mies es mucha y los obreros son pocos…” Esta hermosa declaración de Jesús es uno de los eslóganes que se utiliza mucho en la promoción vocacional.  Ciertamente hacen falta sacerdotes para la mies y cuando Jesucristo nos dice que la mies es mucha, nos indica que hay un pueblo hambriento de Dios, un pueblo que necesita escuchar sus palabras y por eso es que hace falta sacerdotes.  Pero, si este pasaje fuera solamente para animar a jóvenes ser sacerdotes, entonces no sería pertinente para todos nosotros los fieles de la Iglesia. ¿Acaso los sacerdotes son los únicos llamados por Jesucristo a predicar el Evangelio?  Ciertamente no porque tú, mi querido católico, también estás llamado a hacerlo.

¿Cuál es el mensaje que tienes que llevar? Jesús, Jesús, Jesús. Jesús es la Buena Nueva y por tanto TODO LO QUE NOS DICE JESÚS es buena noticia para todos los oyentes. Hasta la mismísima Virgen María nos lo dice cuando, en las bodas de Caná, nos indica que hagamos lo que Jesús nos dice. Este mensaje es la tesis principal de la Carta a los Romanos (cada una de las cartas de San Pablo tiene una tesis o un mensaje principal que, si lo descubrimos, entonces descubrimos el significado de toda la carta). Enfatiza San Pablo que Cristo murió por nosotros sin nosotros merecerlo y que ha sido su sangre la que nos salva. Pues, por tanto, pongamos nuestra confianza en él.

Esta confianza y este mensaje es el que nos toca llevar a todo el mundo.  TODOS RECIBIMOS UN LLAMADO, a ser mensajeros del Evangelio. Este es, por cierto, uno de los grandes mensajes de la Asamblea de los obispos latinoamericanos celebrada en Aparecida: que todos nosotros somos discípulos y misioneros. En la 1ra lectura vemos cómo Dios llama a Moisés para que le dé un mensaje a su pueblo. Ordena a Moisés que le diga al pueblo de Israel que Él es el único Dios, el Dios de Israel, y que Israel está llamado a anunciar a Yahveh a todos los pueblos de la Tierra. Yahveh es la insignia de Israel.

Cristo nos dice que la mies es mucha, o sea, que hay mucha necesidad.  ¿Hay necesidad de anunciar a Jesucristo en Puerto Rico? Ya lo creo: ignorancia, falta de coherencia entre lo que Dios nos dice y lo que nosotros hacemos; drogadicción, violencia doméstica, y el cuento no acaba. Ya dije que este mensaje no es solamente para los sacerdotes: todos nosotros estamos llamados a trabajar en la mies.

P. Rafael “Felo” Méndez Hernández

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here