4.000 personas participarán en el Jubileo de los Presos este fin de semana en el Vaticano.


Las vueltas que da la vida y llevan a una persona a equivocarse y parar en una cárcel son un misterio para el Papa Francisco, algo que lo hace orar y acercarse a los encarcelados, especialmente en el tiempo del Jubileo de la Misericordia que está por terminar, el próximo 20 de noviembre.

“El Papa ha estado en contacto y se ha interesado por personas que han sido condenadas a muerte”, reveló Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y organizador del Año Santo, durante una rueda de prensa de presentación del Jubileo de los Presos (5-6 de noviembre) y el Jubileo de las Personas socialmente marginadas (12-13 de noviembre), este jueves 3 de noviembre de 2016.

El Pontífice ha contactado telefónicamente con un condenado a muerte,  se especula que podría ser de Estados Unidos.

Fisichella no dio mayores detalles –ni el nombre, ni la nacionalidad de la persona- sólo que no “ha sido posible salvarlo” pero que en vida recibió el consuelo del Papa antes de ser ejecutado.

Cabe recodar que el Pontífice ha mencionado episodios símiles en otras audiencias: “Cuando yo recibía una carta de uno de ellos (los presos) en Buenos Aires les visitaba, mientras que ahora cuando todavía me escriben los de Buenos Aires, alguna vez les llamo, especialmente el domingo, conversamos”, dijo el papa Francisco al inicio de su pontificado (23.10.2013).

Pues al parecer, Francisco a pesar de sus innumerables compromisos, sigue manteniendo esa costumbre.

El papa Francisco se ha preguntado siempre: “Por qué ellos y yo no”

Fisichella mencionó que un detenido se le acercó en una visita pastoral en una cárcel para decirle: “Según usted habrá un infierno después, más allá del que estoy viviendo ahora”.

Fisichella comentó que el Papa también habrá escuchado esta manifestación de desesperación humana varias veces en sus viajes apostólicos. Por eso, la invitación constante a realizar una de las obras de misericordia corporales: “Visitar a quienes se encuentran en la cárcel”.

El Papa ha llamado por teléfono personalmente a los presos de varias cárceles durante el curso del año. “Esto para indicar cuán sensible es respecto a lo que les sucede a estas personas”, señaló Fisichella.

Entre los que irán a Roma a celebrar el Jubileo, no hay condenados a muerte, aclaró Fisichella, “en Italia no hay pena de muerte”. “Hay detenidos italianos con cadena perpetua. Quisiera precisar que los detenidos fueron elegidos por los capellanes, la administración penitenciaria y asociaciones acogiendo la invitación del Papa”, destacó.

La misa del Papa para los presos

Por otro lado, el Papa presidirá el próximo domingo a las 10 de la mañana, en la Basílica de San Pedro, la misa que cerrará el Año Santo de los Presos ante 4.000 personas inscritas para la ocasión. 1000 serán encarcelados de 12 países del mundo y oriundos que pagan su pena en Italia. Los demás, 3.000 son en su mayoría ex presos. También habrá 22 personas de la cárcel de Cincinnati, ciudad del estado estadounidense de Ohio.

Lo que se celebrará es un evento inmerso en la misericordia concreta. será “muy intenso desde las nueve de la mañana, el momento de los testimonios que abrazan el arco del universo de las cárceles. Un detenido que en la cárcel ha experimentado la experiencia de la salvación, hablará junto a la víctima con la cual se ha reconciliado”, contó Fisichella.

Los testimonios serán acompañados por cantos y música: “el hermano de una persona asesinada que se ha hecho instrumento de misericordia, por lo tanto de perdón; un joven menor de edad que está descontando una pena, y por último, un agente de policía penitenciaria que cotidianamente está en contacto con los detenidos”, abundó.

Las hostias de la Eucaristía fueron realizadas por un grupo de presos de la Cárcel di Opera en el norte de Italia.

25 presos de España

25 presos españoles participarán en el Jubileo de los reclusos en Roma. El departamento de Pastoral Penitenciaria, dentro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, participará en el Jubileo de los reclusos con el papa Francisco.

El director de ese departamento, el mercedario Florencio Roselló Avellanas, viajará con 25 reclusos – 18 hombres y 7 mujeres- de 11 prisiones españolas. Se unen a la peregrinación 44 voluntarios de pastoral penitenciaria; 13 capellanes de prisiones; 9 funcionarios o trabajadores de Instituciones Penitenciarias; y 5 familiares de presos.

En total está prevista la participación de alrededor de 96 personas (familiares de los presos y personal penitenciario) de España con el fin de encontrarse con el papa Francisco y ganar el Jubileo de la Misericordia. Es la primera vez que un grupo de presos, y más tan numeroso, sale de este país.

No hay medidas de seguridad especiales

En el Vaticano no hay medidas especiales de seguridad debido a los especiales huéspedes que se acogerán.

El Jubileo ya como evento ha contado con medidas de seguridad especiales considerando que los fieles y los peregrinos que llegan a Roma para la ocasión son muy numerosos y de muchos países.

20 millones de visitantes en el Jubileo

Fisichella espera el final del Jubileo de la Misericordia (20 noviembre) para realizar balances, antes de los últimos dos eventos. Las cifras del Año Santo de la Misericordia no han sido un fracaso, comentó dirigiéndose a un pequeño sector de la prensa italiana que hace ruido con rumores sin tener en cuenta las cifras.

“19 millones de peregrinos y fieles han atravesado por la Puerta Santa hasta el 30 de octubre, es decir, que es posible que al final del Jubileo lleguemos a la cifra de 20 millones”, expresó el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Asimismo, recordó al inicio de su intervención que el pasado sábado 22 de octubre fue el día con el mayor numero de participantes: “Más de 93.000 pasaron entre vía de la Conciliación y la Plaza de San Pedro”, itinerario antes de llegar a la Puerta Santa en la Basílica vaticana.

(Aleteia.org)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here